Los resultados que trajo la novena edición del Buen Fin fueron exitosos en cuanto a ventas, pero no sólo eso, ya que la Asociación de Bancos de México (ABM) informó que los mexicanos tuvieron una buena administración en cuanto a sus gastos durante el fin de semana de ofertas y descuentos. 

De acuerdo con la ABM, el uso de tarjetas de bancarias de crédito tuvo una reducción de 2% respecto a la edición del Buen Fin 2018, pasando de 54 a 52% como forma de pago, en tanto que los mexicanos optaron por realizar sus compras con tarjeta de débito, medio de pago que en contraste con el crédito aumentó 2% respecto al 2018, al pasar de 46 a 48 por ciento.

“Lo más importante es cómo se manejaron las personas y las familias en relación a la administración de crédito y sus niveles de endeudamiento, que siempre una preocupación que hay es no endeudar de más a las personas y a las familias, y lo que encontramos es que se usó menos la tarjeta de crédito y más la de débito”, detalló Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

Agregó que estas cifras no son más que una señal de prudencia en las finanzas personales y familiares muy relevante.

Facturación también aumentó 

Respecto a la facturación a través de la banca con débito y crédito en El Buen Fin 2019, el presidente de la ABM indicó que pasó de 60,000 al año pasado a 69,000 en este año, lo que representó un crecimiento de 15.4 por ciento. 

“Y eso del total, la facturación de la banca representó este año 58%, que son 4 puntos porcentuales más que el año pasado”, comentó.

Más mexicanos optan por CoDi

Respecto al Cobro Digital (CoDi), el banquero aseguró que más mexicanos han optado por esta forma de pago en la que, a través de la tecnología quick response (QR), pueden realizar compras sin la necesidad del efectivo, únicamente con su smartphone.

“Hemos crecido muy bien en bajar el CoDi a los teléfonos inteligentes. Al 18 de noviembre superamos 1 millón de aplicaciones ya instaladas. Por lo tanto, la meta de 1.4 millones que teníamos para el fin de año seguramente la vamos a rebasar por mucho. Nuestro estimado es que lleguemos a entre 1.9 y 2 millones de aplicaciones instaladas”, detalló. 

Destacó que dichas cifras hablan bien del programa y del interés que tiene la gente, así como del esfuerzo promocional que está haciendo la banca en su conjunto.

Pese a las cifras reportadas, el presidente de la ABM aseveró que aún se requiere reforzar la estrategia para que no sólo consumidores, sino también los comercios, cuenten con el servicio.

El líder de los banqueros destacó que se necesita ampliar la base de los comercios que adopten el QR para que se pueda hacer la transacción en ambos sentidos, la compra y la venta.

“Por supuesto que vamos a intensificar ambos esfuerzos con los consumidores y con los comerciantes para que incremente el uso del CoDi”, finalizó.

[email protected]