En el último año y debido a la contingencia sanitaria, los hábitos de compra de los mexicanos se han modificado: ahora prefieren pagar más con tarjeta, que los comercios ofrezcan procesos de pagos más sencillos y rápidos, a la par de ofrecer mayores experiencias al comprar online.

La plataforma de pagos Adyen señaló que uno de los primeros cambios de los compradores ahora con la “nueva normalidad” es que prefieren pagar sus compras con tarjetas, mientras que el efectivo comienza a perder terreno.

Detalló que de acuerdo con datos del Banco de México, actualmente 86% de los mexicanos prefiere pagar con efectivo, comparado con 93% registrado antes de la pandemia. De igual forma, la plataforma de pagos señaló que 41% de los usuarios admitió que el efectivo dejó de ser su método de pago preferido por motivos de seguridad, higiene o practicidad.

En el caso de las tarjetas, los plásticos físicos también pierden terreno pues 22% de los compradores opta por los de tipo digital, como los e-wallets dentro de sus teléfonos digitales en lugar de cargar con su tarjeta.

Otro cambio significativo en los hábitos de los consumidores es que dan mayor prioridad al comercio online, que el proceso de compra sea mucho más sencillo y evitan a toda costa el contacto físico entre personas.

finanzas.personales@eleconomista.mx