El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente . George Eliot

En una reciente reunión con bursa-amigos, al comentar sobre las oportunidades que históricamente ha ofrecido la inversión bursátil, pregunté ¿saben la diferencia porcentual (%) nominal entre los niveles máximos y mínimos que en promedio anual ha venido ofreciendo el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en los últimos años? Este dato siempre me ha parecido especialmente importante, pues ofrece de manera más clara el potencial de este mercado cuando un inversionista lleva a cabo metodologías disciplinadas con una buena dosis de paciencia.

Aunque muchos de ellos han venido participando en la Bolsa mexicana desde hace tiempo, no tenían muy clara la cifra. Los más optimistas indicaban variaciones no mayores a 30.0 por ciento.

La cifra actualizada desde 1988 es de una variación anual promedio de ¡69.0%!, sí, es correcto, con todo y la menor variación del piso al techo de 22.0% del año pasado (2011), difícilmente otro índice bursátil en el mundo ha ofrecido estas oportunidades (tabla anexa con detalle). Dicha cifra se pierde a menudo con la tendencia o costumbre de medir la variación del mercado desde el inicio hasta el final de un ejercicio anual.

Reconozco también que esta fuerte variación incorpora una condición de riesgo y por ello insisto en que las metodologías son importantes. En participaciones anteriores, he compartido la idea de dar seguimiento a las valuaciones (múltiplos no precios) del índice accionario como una medida de oportunidad en el tiempo.

El famoso múltiplo de crecimiento (FV/EBITDA) registra niveles históricos máximo, mínimo y promedio en cinco años de 10.2x, 5.0x y 8.5x, respectivamente. En la actualidad se sitúa en 9.2x, es decir, más cerca de un nivel caro, por lo que la posibilidad de un mayor avance es limitado y/o la de un ajuste es mayor.

Personalmente creo que este año se presentarán nuevamente capítulos complicados que darán oportunidad (como sucede cada año) de participar en la Bolsa de manera un poco más agresiva con un menor nivel. Nuestro pronóstico a fin de año sigue siendo de 41,800 puntos, pero no será de manera lineal (nunca lo ha sido).

Bien dice el maestro Warren Buffett: el mejor plazo para invertir en la Bolsa es para siempre; mientras que Mark Mobius, el reconocido genio manejador de inversiones mundiales, insiste en que el momento de invertir en la Bolsa es cuando se tiene dinero. Sin embargo, ello no significa que siempre debemos invertir con la misma agresividad. El nivel de agresividad de cada participante está dado por: 1) el comportamiento de los precios en la Bolsa (hagan que la exposición de su portafolio se modifique de manera importante); 2) su propio perfil (si se casa, tiene hijos o hereda una fortuna, éste seguramente cambiará), y 3) un cambio en el contexto del mercado (factores fundamentales, estructurales, psicológicos y/o técnicos. Es aquí donde entra la valuación).

A ser paciente entonces y a estar listo a las oportunidades.

*Capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse/calma o tranquilidad para esperar/capacidad de realizar una actividad larga, pesada o que requiere mucha precisión.

*Es director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+. Puedes seguirlo por Twitter en @CarlosPonceb