Mucho se habla de la importancia de la cultura financiera, de la necesidad de que las personas administren de forma eficiente su presupuesto y que utilicen correctamente los productos financieros.

Sin embargo, no todas reciben información de sus productos o pueden asistir a algún aula para saber cómo administrar su dinero, ése es el caso de los migrantes en Estados Unidos.

Sólo 15% ahorra formalment

Organizaciones que atienden a migrantes en la Unión Americana informan que muchas personas realizan ahorros ya sea para satisfacer una necesidad futura o como una forma de previsión, pero lo hacen en la informalidad un pequeño grupo de 15% ahorra formalmente .

Expertos coinciden en que la educación financiera ha sido de gran ayuda para acercarse a los migrantes y ayudarles a organizar mejor sus recursos.

Para hablar con los migrantes sobre educación financiera es necesario saber qué información se les va a ofrecer y por qué medio, ya que en muchos casos se brinda , explicó Manuel Orozco, director del programa de remesas y desarrollo de Inter-American Dialogue.

Es común que los migrantes desconfíen del sistema financiero debido a que temen que los bancos ofrezcan su información a migración y sean deportados a su país de origen.

Ellos no saben que con su matrícula consular sí pueden abrir cuentas, pero tienen miedo de que el banco le cuente a la migra la situación en la que se encuentran, por eso no se suman al sistema , comentó María Jaramillo, de Microfinance Opportunities.

Confianza necesaria

Al respecto Nitza Seguí Albino, fundadora y directora ejecutiva de FIDmi Mi Tierra, en Estados Unidos, explica que la forma en la que su fundación se acerca para brindar educación financiera radica en lo que la gente quiere aprender, en brindarles confianza.

Formamos profesionales que puedan dar un curso a muchas personas en un aula, que puedan dar una plática uno a uno y que busquen a la gente en otras asociaciones, en los consulados, incluso en la calle, pero que les lleven la información justo como la requieren , comentó.

Su experiencia fue que la gente sólo aceptó las charlas sobre educación financiera cuando hubo confianza de por medio. Los inmigrantes han sido excluidos del sistema financiero, por ello dudan de él. Nosotros creamos espacios de confianza para que se integren a la vida en EU , agregó Nitza Seguí.

Productos especializados

Los proyectos de educación financiera para migrantes y sus familias tratan de que estas personas participen en el sistema financiero, en cajas de ahorro, tarjetas para el envío y recepción de remesas, inversión, seguros, entre otros productos.

Dentro de la información que se les proporciona, se les habla sobre el envío de remesas, las opciones que tienen para hacer llegar este dinero a sus familias y que la educación financiera se extienda hasta su lugar de procedencia , agregó.

Educación aquí y allá

También para las familias

Es muy importante que los migrantes y las familias que se quedan en México planeen a futuro, ya que ese flujo de dinero no es permanente, existe el riesgo de que la persona se quede sin trabajo.

Por ello es tan importante hablar de finanzas personales y educación financiera con ellos y sus familias, para que el dinero que acumulen por concepto de remesas rinda más. Deben de elaborar un presupuesto, ahorrar para las emergencias, para hacer un patrimonio, la compra de una casa, poner un negocio.

Es importante que aunque estén lejos, la familia en conjunto establezca metas de ahorro, por ello es importante brindarles las herramientas para que puedan hablar de dinero y de la forma de administrarlo, para poder cumplir con los objetivos que se planteen y lleguen a sus metas , comentó María Jaramillo de Microfinance Opportunities.

Termometro

jarmadillo@eleconomista.com.mx