Guadalajara, Jal. La propuesta de los desarrolladores de tecnologías financieras (fintech, por su contracción en inglés) es prescindir de la figura del intermediario financiero, no sólo debido a los costos adicionales que representa para el consumidor poder acceder a su dinero, sino porque las personas buscan poder pagar de manera fácil y segura, pero también mediante aplicaciones y plataformas que les ofrezcan una grata experiencia.

Durante las actividades de la Jalisco Campus Party 2016, varios especialistas coincidieron en que el principal catalizador de los nuevos medios de pago es el comercio electrónico, particularmente el proveniente de dispositivos móviles, por lo que la innovación en la manera que se realizan transacciones en línea va orientada a ello.

En este sentido, Pamela Pérez, directora de Estrategias de Prevención de PayPal, realizó la estimación de que el comercio móvil sea el principal motor del crecimiento en los próximos años, haciendo que en el 2018 casi la mitad del ?e-commerce se realice mediante dispositivos móviles.

A esta situación es a la que debe responder la nueva disrupción de la banca que, según previó en el mismo evento Alan Lazalde, gerente de Innovación de Kubo Financiero, oscilaría en tres rubros: innovación con datos, algoritmos y experiencia.

Big data, el nuevo ?medidor de riesgo

Si usted cuenta con una red social, quizá concuerde con la idea de que estos sitios pueden decir mucho de una persona. ¿Le sorprendería saber que los nuevos servicios financieros piensan lo mismo?

Uno de éstos es Kreditech, cuyo Country Manager para México, Gustavo Romero, explica cómo la gran cantidad de datos que circula en la red puede cambiar el futuro de cómo se cobra, se paga y se otorgan servicios financieros.

Hay un modelo diferente, no sólo son los datos tradicionales, hay muchos en la nube, en redes sociales, que no sólo le va a servir a la gente que está en el negocio de prestamistas, sino también a aseguradoras, sectores en el manejo de fondos de inversión, private banking y medios de pago , dijo.

Para dimensionar la cantidad de datos que circula en la red, Lazalde refirió que generamos datos todo el tiempo, datos tanto conductuales como sociales.

Esto puede incidir en cómo se les otorgan préstamos a las personas, ya que las entidades financieras suelen basarse en el historial crediticio para determinar si alguien es candidato a un financiamiento o no, y en qué condiciones le podría ser otorgado.

Sin embargo, los nuevos desarrolladores se preguntan: ¿por qué no tomar en cuenta esos datos, proporcionados por las redes sociales, que pueden indicar cuál es el comportamiento del solicitante del crédito?

Algunos decimos que (el big data) es vigilancia masiva, sistematizada, sí, pero también tiene efectos interesantes. (Con esto) se puede predecir cuál es la mejor manera de otorgarle su préstamo, adaptar los productos a la medida, y es cada vez más barato y fácil, aunque también peligroso, por la facilidad con la que algunos pueden obtenerlos , aseveró

Esto significaría la incursión de la economía conductual en la medición del riesgo; es decir, se tomaría en cuenta cómo utiliza sus redes sociales como parte del proceso de préstamo, lo cual a decir de varias fintech incentivaría la inclusión financiera, ya que para acceder a un crédito ya no sería necesario haber contado con otro previamente.

Al final del día, Buró de Crédito es una herramienta más, pero no está actualizada, no es dinámica. Si no pagaste tu recibo de teléfono por salir de vacaciones pueden negarte un préstamo. ¿Cómo podemos hacer que los no bancarizados demuestren que son buenos pagadores? ¡Pues prestándoles! Conductualmente podemos tener mucho éxito en el canal de las finanzas , abundó Romero.

Aquí entra el segundo rubro que Lazalde ubicó como clave para innovar en los servicios financieros: los algoritmos.

El especialista de Kubo Financiero explica que los datos no cobran significado si no hay algoritmos, mecanismos o procedimientos especiales para obtener algo interesante de todos ellos. Si los datos son el oro en la mina, los algoritmos son sus mineros; los científicos de datos lo saben perfectamente , detalló.

De esta manera, los datos masivos de la mano de los algoritmos resultan una combinación con gran potencial en la que sólo hace falta una buena idea para sacarle el mejor provecho. De ahí que el directivo de Kreditech visualizara en el sector asegurador y de inversiones una gran oportunidad para poner en marcha estas herramientas.

(Como Casa de Bolsa) puedes ver las redes sociales y determinar qué preferencias tiene el usuario, qué blogs o noticias leen, y esto puede ayudar a perfilar una posible inversión , añadió, algo que también podría incurrir en el sector asegurador, influyendo en el costo de una póliza con base en qué tanto riesgo sugieren las redes sociales sobre el cliente.

El lado opuesto

Al ver el otro lado del big data y los algoritmos, un supuesto en el que esa información sea robada tiene ocupados a los desarrolladores de las fintechs, quienes no son ajenos al problema.

Al respecto, Juan Carlos Viramontes, fundador y CEO de MIT, dijo que los índices de fraude crecen más rápido que el comercio digital, y que el fraude al ser un negocio más valioso que el del narcotráfico siempre estará en busca de maneras de hallar debilidades en una aplicación, sobre todo las que involucran datos sensibles como los financieros.

En la misma línea, la directiva de PayPal dijo que el consumidor final tiene una falta de seguridad y confianza hacia cómo son usados sus datos de tarjetas de crédito y débito, y por ello se buscan medios de pago que sean simples, pero no dejan de lado la seguridad, y quieren contar con la certeza de tener guardados sus datos.

Por ello, Romero dijo que muy probablemente la primera interacción entre inteligencia artificial y finanzas personales no resulte tan acertada, pero el sistema va aprendiendo, vemos cómo el modelo se ajusta al perfil del cliente, y si está bien implementado , dijo.

[email protected]