En fechas recientes, Fitch Ratings publicó sus nuevos criterios de calificación de las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro.

En ellos se analizan dos aspectos: 1) análisis cuantitativo, que involucra cuatro indicadores de rendimiento y 2) análisis cualitativo de la calidad de la administradora. Respecto de los indicadores de rendimiento, cabe mencionar que, en adición a los rendimientos nominales y reales generalmente utilizados, es importante considerar el factor riesgo.

Fitch utiliza el rendimiento Ajustado por desviación estándar y el ajustado por valor en riesgo (RAR) en un horizonte de uno y tres años. Dichos indicadores determinan cuánto aporta un fondo en términos de rendimiento por cada unidad de riesgo asumida, por lo que entre mayor sea este valor, se considera más favorable dentro del análisis realizado bajo esta metodología.

Para esta publicación, Fitch analizó el RAR a tres años al cierre de enero del 2013, observándose que las cuatro siefores básicas de Inbursa, Coppel, PensionISSSTE, Principal y XXI Banorte superaron a la mediana de su grupo.

Respecto del rendimiento nominal anual compuesto a tres años, indicador que también se analiza en la nueva metodología, al cierre de enero del presente año fue positivo en las cuatro siefores básicas de las afores, sobresaliendo InverCap, MetLife, PensionISSSTE y Sura, al mostrar todos sus fondos un rendimiento igual o superior a la mediana de cada tipo. Asimismo, tres de las sociedades de Bancomer y XXI Banorte presentaron un comportamiento similar.

En opinión de Fitch, el análisis cuantitativo de su nueva metodología refleja en mejor medida el rendimiento otorgado por las siefores, ya que considera aspectos importantes tales como: que los rendimientos sean positivos, que el rendimiento generado compense el riesgo que se está asumiendo y la consistencia a través del tiempo de estas variables, la cual juega un papel fundamental dentro del análisis realizado por esta agencia calificadora.

El análisis cuantitativo se complementa con un análisis cualitativo de la calidad de la afore que evalúa la trayectoria, el proceso de inversión, la infraestructura y la situación financiera, elementos que se reflejan en la habilidad de la compañía para mantener un desarrollo consistente en el futuro y otorgar al trabajador el mejor rendimiento posible.

__

Haz clic en la imagen para ampliarla