Para evitar que la cuesta de enero se complique y se salga de control, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda no pedir un crédito para solventar la situación.

El organismo refiere que la cuesta de enero suele ser una época en la que el bolsillo se ve más apretado, debido al gasto no planeado de fin de año, lo que dificulta enfrentar los pagos cotidianos de las siguientes semanas.

Si te pasó a ti y te encuentras inmerso en ella, no te hagas rosca con tus finanzas y busca opciones , expuso el organismo.

Sugiere no pensar que es un mito: si te administraste y planeaste tus gastos decembrinos, es probable que enero no sea un mes distinto al resto del año, pero si tus gastos no fueron planeados, es posible que la cuesta de enero se convierta en una realidad .

Tampoco hay que solicitar un crédito, ya que éste debe ser la última opción, es mejor usar los ahorros. Recuerda que solicitar un crédito implica tener una deuda nueva; no tapes un hoyo haciendo otros .

No hay que creer, destaca, que la cuesta de enero es pasajera, pues aunque sucede el primer mes del año, eso no significa que terminando éste por arte de magia se estabilizará la situación financiera, ya que si no se atiende el asunto podría prolongarse por tiempo indefinido.

La Condusef considera indispensable que junto con la familia se busquen opciones para hacer rendir el presupuesto, porque de esa forma puede aumentarse el ahorro y el pago de deudas.