Tener un crédito implica una responsabilidad y disciplina financiera ya que de ello depende que en el futuro renueve o solicite nuevos financiamientos en caso de ser necesario, sin embargo la crisis provocada por la pandemia del Covid-19 puede poner en riesgo sus finanzas y su historial crediticio al ver afectados sus ingresos por desempleo o recorte.

“El confinamiento les ha afectado de múltiples formas, hay familias, por ejemplo, que vivían al día y que tenían que salir diariamente a trabajar. Muchas de ellas en la economía informal y esto afectó duramente sus ingresos. De igual manera (...) debido al quiebre de las empresas o negocios, simplemente no trabajaron y no tuvieron ingresos”, aseveró Mario Di Costanzo, analista económico.

Ante tal situación, a finales de marzo pasado, la banca anunció una serie de apoyos que consistieron en el diferimiento entre cuatro y seis meses en los pagos a capital y de intereses en los créditos de nómina, automotrices, personales e hipotecarios, entre otros.

Si usted cuenta con un crédito hipotecario pero se encuentra pagando una cantidad de interés que no puede costear, tiene la oportunidad de recurrir a la movilidad hipotecaria también conocida como subrogación de hipoteca.

¿Qué significa esto? De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), consiste en que el crédito otorgado por una institución financiera, como un banco, pueda ser sustituido por uno nuevo, pero otorgado en mejores condiciones por otra entidad.

La movilidad hipotecaria fue implementada en el 2003, pero fue hasta el 2014 con la reforma financiera cuando se establecieron las bases para hacer de este proceso uno más rápido y sencillo para los usuarios.

“Si tengo un crédito que estoy pagando con un banco, y hoy saca una mejor tasa otra entidad, puedo migrar mi crédito hipotecario; sí es posible hacerlo y redocumentarlo a una mejor tasa”, indicó Mario Di Costanzo.

En este sentido, es importante que antes de acceder a una movilidad hipotecaria, evalúe las características del crédito que actualmente está pagando así como comparar las opciones que existen en el mercado para confirmar si es o no el momento idóneo para llevar a cabo dicha subrogación.

Contemple los gastos

Otro detalle que debe considerar, además de leer revisar el contrato que se le entrega, son los gastos derivados de dicha movilidad que, de acuerdo con especialistas en el sector, llegan a ser hasta de 6% del valor de la vivienda; en dichos gastos se contemplan la escrituración o gastos notariales, comisión por apertura, avalúo inmobiliario, entre otros, los cuales deberá desembolsar al momento de realizar el cambio.

“Para hacer esto (movilidad hipotecaria) necesitaría pagar los gastos de escrituración, lo cual también es una barrera. Si en las nuevas condiciones del crédito me dan un financiamiento para los gastos de escrituración, el aumento en el saldo se va a compensar con la disminución de la tasa de interés”, dijo Di Costanzo.

Tasa de interés, ¿en qué repercute?

Recientemente bancos como BBVA México y Santander anunciaron una baja de sus tasas de interés hipotecario que van de 7.90 a 7.75%, respectivamente, (en ambos casos es el rango menor); estas acciones traen como resultado una oferta atractiva para aquellos consumidores que buscan una mejor alternativa para pagar sus hipotecas durante un momento de incertidumbre o crisis en las finanzas personales.

Además, la Condusef recuerda la importancia de verificar no sólo la tasa de interés, sino también elementos como el Costo Anual Total (CAT), mensualidades, plazos y cómo incide todo esto en el pago total.

Incluso, los expertos recomiendan la movilidad hipotecaria para aquellas personas que recientemente hayan adquirido un crédito, o bien, que llevan poco años pagándolo.

“Considera cuántos años has pagado tu crédito y cuánto te falta. Si te falta poco quizá no te conviene cambiarte”, detalla la comisión.

Una herramienta que lo ayudará a reforzar la decisión de cambio son los simuladores de crédito y movilidad hipotecaria que la Condusef tiene en su sitio de Internet. En él podrá consultar las características de cada producto y evaluar si la migración de su crédito le beneficia o perjudica.

[email protected]