Monterrey y su área metropolitana es la zona más buscada, de acuerdo con un análisis realizado por el portal inmobiliario Propiedades.com.

En un comunicado, la página especializada en temas inmobiliarios detalló que se revisaron las búsquedas para comprar y rentar, tanto casa y departamento por zona metropolitana, así como los precios en promedio de los mismos.

Las casas a la venta más caras se encuentran en Monterrey, con un precio medio de 5.8 millones de pesos, en promedio. En el caso de los departamentos, éstos cuestan 4.89 millones de pesos. En el segmento de alquiler, una casa tiene un precio de 18,000 pesos mensuales y un departamento de 23,500 pesos en promedio.

En el segundo y tercer lugar se encuentran el valle de México y Guadalajara, respectivamente. Las casas a la venta en estas zonas tienen un costo de 2.95 millones de pesos para la primera y 3.65 millones para la segunda, mientras que los departamentos cuestan 5.9 millones y 4.19 millones.

En cuanto a las rentas, los departamentos en el valle de México tienen un costo de 26,500 pesos mensuales y las casas de 32,000 pesos. En Guadalajara, el alquiler de departamentos asciende a 22,500 pesos y el de las casas a 19,000 pesos mensuales.

Las otras zonas metropolitanas que aparecen en el listado son Querétaro, Mérida, Tijuana, Puebla, Tlaxcala, León, Toluca y Cuernavaca.

En estos lugares los precios de las casas van de los 3.75 millones de pesos en Cuernavaca a los 2.74 millones de pesos, en Tijuana. En el caso de los departamentos es a la inversa, los precios van de 3.69 millones de pesos en Tijuana a 1.65 millones en Cuernavaca.

Por otro lado, las rentas de casas van de los 22,956 pesos mensuales en Tijuana a los 14,000 pesos en Toluca. Mientras que, en los departamentos, el rango de los alquileres es de 24,869 pesos de Tijuana a 9,500 pesos mensuales en Toluca y Cuernavaca.

Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, enfatizó que un hecho importante a destacar es que la mayoría de las urbes que aparecen en el listado son ciudades industrializadas, corredores interestatales, de segunda residencia, fronterizas, turísticas, portuarias y capitalinas.

“Estas ciudades muestran un ciclo inmobiliario con un mayor grado de desarrollo, lo que permite una mayor transparencia en las transacciones, así como garantías más seguras en los derechos de propiedad”, explicó.

Añadió que los precios de venta de vivienda en la Ciudad de México han mostrado una desaceleración, creciendo incluso por debajo del ritmo nacional.

Explicó que la situación inmobiliaria de Monterrey está en un ciclo ascendente, que se caracteriza por una alta orientación inmobiliaria por capitalizar rendimientos metropolitanos, una conurbación más acelerada y un flujo intenso de nuevos proyectos de vivienda nueva y usada, señaló.

“El nuevo modelo de desarrollo, al estar liderado por Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara es vertical. Lo que responde a soluciones residenciales de última generación”, señaló Leonardo González.

Concluyó que la solvencia en estas plazas es mayor, lo que aporta una mayor seguridad de cierre de transacciones de adquisición.