La imagen es hoy en día un factor importante que te puede abrir puertas para que cierres importantes negocios.

La relevancia de portar un vestuario acorde al nivel jerárquico que tendrás en la estructura empresarial es esencial y es necesario que sepas invertir inteligentemente.

Para orquestar una vestimenta útil, debes saber que se requiere de dos elementos en él: que tenga coherencia y constancia. Eso se traduce que debe homologar la estética, el confort y la calidad acorde a los parámetros que rigen al protocolo laboral. Aunque la moda genera cambios estacionales cada seis meses, el atuendo ejecutivo no llega a modificarse más allá que en texturas, tonalidades o terminados, pero el traje es y seguirá siendo, el elemento clave de un hombre de empresa.

EL ATUENDO CLAVE

Hoy día, la postura con respecto al diseño en México es conservadora y ésta, es un requisito cultural por convicción que se respeta en el área de los negocios.

Pero ¿qué es el vestir bien en el sector laboral? Es un mito que la elegancia sea una virtud de unos cuantos. Esta característica se puede desarrollar a partir de generar una habilidad estética para expresar la personalidad por medio del atuendo.

Con información, práctica y el desarrollo de una coherencia en el vestuario, se obtendrá como respuesta un acertado y útil guardarropa para trabajar.

#

COMO TE VEN, TE TRATAN

Aquí tienes lo básico para verte bien en el mundo de los negocios:

  • Para ser una persona exitosa, es básico lucir como un hombre de éxito. No importa el nivel jerárquico que tengas en la empresa.
  • Apuesta por el uso de sastrería. Es un código de lenguaje social dentro del sector laboral.
  • Determina el corte que va perfecta a tu figura. Recuerda que de la moda, lo que te acomoda.
  • Invierte en calidad, más que en cantidad.
  • El traje debe tener un corte impecable. Si te es posible tenerlo hecho a la medida, es mucho mejor recurrir a la sastrería tradicional.
  • Adquiere trajes completos en tonos neutros: gris, azul marino y negro.
  • Busca trajes de lana de entretiempos que puedas usar durante todo el año.
  • Es elementar contar con cuatro camisas blancas por lo menos. Además, incluye en tu guardarropa camisas azules lisas y a rayas.
  • Suma corbatas tipo regimiento (a rayas), de puntos o de estampado discreto, para que no tengas que cambiarlas de forma radical cada temporada.
  • Los accesorios son factores clave de la moda. Cuida de llevar contigo una excelente cartera en piel, cinturones en perfecto estado sin logo, un cronógrafo con un diseño destacado más no grandilocuente y un calzado impecable.
  • Incluye dos pares de zapatos Oxford en color negro y uno tipo mocasín.
  • Busco homologar estilos y no sobrepases una máxima: no portar más de tres accesorios al usar traje.
  • A la par del cuidado de tu ropa, cuida tu rostro y peinado. Construir una coherencia estética incluye el presentar una imagen integral.

#

CULTIVA TU IMAGEN PERSONAL

Para tener un estilo propio es importante evaluar cómo te gusta vestir. Por ello, conforme a la próxima temporada de primavera 2012, te damos los pormenores para que armes un guardarropa de negocios acorde a la moda:

  1. Para los meses que vienen, usa colores suaves. El beige, los celestes y grises, serán los tonos recurrentes durante la próxima temporada.
  2. Los tejidos ultraligeros en lana 100% son el must. La tendencia es el saco 2 botones.
  3. En el traje, la silueta se hace mucho más estrecha y entallada. Los pantalones se afinan.
  4. El joven ejecutivo debe usar un saco con material de camisa y calzado Oxford color camello que combina con todo.
  5. Sigue la tendencia, el traje cruzado vuelve. Selecciónalo en azul marino y gris claro para el día y para noche, en negro.