Para Gabriel Ramírez Fernández, hablar de finanzas es cosa de todos los días. Fuera de casa es Director General del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot), pero dentro de ella es papá, esposo, consumidor y un usuario de servicios financieros como cualquier otra persona.

Con una familia que crece y cuyas necesidades aumentan, él también debe hablar de dinero en familia, hacer presupuesto, pagar la hipoteca y los útiles escolares.

No le gusta pagar intereses en sus tarjetas, por eso liquida el saldo antes de la fecha límite de pago (totalero), pero está convencido de que el crédito le ha ayudado a tener una mejor calidad de vida.

¿Habla de dinero en familia?

Yo siempre he dicho que mi ingreso es de la familia. No me gusta eso de que tú con tu dinero y yo con el mío .

Un tiempo mi esposa no recibía un salario, pero sí trabajaba en el hogar. Entonces mi trabajo y el suyo contribuían de diferentes formas para el bienestar de la familia.

Yo soy muy respetuoso de lo que piensan los demás, pero yo siempre he dicho que el ingreso es de la familia porque las necesidades que hay que cubrir son de todos.

Cuándo toma un crédito, ?¿lo consulta con su esposa?

La decisión de un crédito es una decisión familiar y dentro de las prioridades hay que escoger aquellas que maximizan la satisfacción.

Nuestras necesidades son muchas, pero hay que priorizarlas. Se debe identificar cuál es la que tiene mayor beneficio. Podemos querer unas vacaciones familiares, pero si hay goteras en la casa, primero hay que impermeabilizar.

Si no tomamos así las decisiones, yo diré que tengo unas necesidades, mi esposa tendrá otras y mis hijas otras.

¿Tiene muchas deudas?

No es malo endeudarse porque a veces la necesidad la tienes hoy, pero no tienes el dinero. Y tenerlo hoy genera mejor calidad de vida que no tenerlo.

Yo procuro que un crédito al consumo no sea superior a 20% de mi ingreso mensual, porque tenemos otros gastos. Si gastara más, estaría sobreendeudado.

Además, en este momento tengo un crédito hipotecario y cuando uno tiene un compromiso como éste, entonces le bajas al crédito en las tarjetas para mantener el equilibrio.

Hoy, para mis necesidades familiares, era más importante una casita un poco más grande porque mis hijas están en crecimiento y decidimos endeudarnos un poco con el tema de la hipoteca, tal vez más adelante ese crédito pierda relevancia en la ecuación.

Por ejemplo, este año no hemos salido de vacaciones porque era más importante el tema de la hipoteca.

Los gastos de la escuela de sus hijas ?¿los paga al contado o a crédito?

Los pago de contado porque son gastos que ya están previstos y no están sujetos a discusión.

Una parte de los uniformes la compramos en julio, la parte de los útiles lo compraremos en septiembre y la inscripción ya la pagamos.

Nosotros procuramos pagar la colegiatura anual, porque además la escuela de mis hijas hace un pequeño descuento.

¿Es totalero?

Sí, pago mis tarjetas antes de que generen intereses.

PERFIL

Gabriel Ramírez Fernández

En agosto del 2010 fue designado Director General del Infonacot, una institución financiera pública cuyo objeto es otorgar financiamiento a los trabajadores.

Entre el 2005 y el 2010, se desempeñó como Vicepresidente Financiero en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, donde dirigió el diseño e implementación para la apertura a la inversión, en acciones e instrumentos derivados, por parte de las Sociedades de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro.

Antes trabajó en Nafin como Subdirector de Finanzas Corporativas y fue Director de Proyectos Especiales de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Además, fue miembro del equipo que desarrolló el marco regulatorio del nuevo mercado de derivados en México y de un segundo grupo que desarrolló los programas de apoyo a deudores de la banca.

[email protected]