Todos queremos llevar una vida feliz y con equilibrio. Y sabemos qué hacer para lograrlo: llevar una alimentación balanceada, hacer actividad física, fortalecer nuestras relaciones personales, tener unas finanzas personales sanas, entre muchas otras cosas.

No conozco a ninguna persona que pueda vivir feliz y tranquila si tiene deudas o si se da cuenta de que no ha ahorrado nada para vivir un retiro digno. Por eso son tan importantes y las considero parte esencial de nuestro plan de vida.

Ahora bien, tener una buena relación con nuestro dinero en realidad no es tan difícil, pero hay que ir paso a paso. Primero tenemos que saber cómo estamos y adónde queremos llegar, y a partir de ahí trazar nuestra ruta. A continuación presento una guía, paso a paso, que te permitirá mejorar tu vida y tus finanzas personales:

1.- Elabora un balance personal que te permita conocer qué tienes (tus activos) y qué debes (tus pasivos). Esto es muy importante, porque es una fotografía de cómo estás hoy.

Hacerlo es muy sencillo, pon de un lado todos tus activos (tu casa, tus ahorros e inversiones) y del otro lado todas tus deudas. Si haces la resta descubrirás cuánto es tu patrimonio actual.

Ahora reflexiona: ¿qué te dice lo que ves? ¿Qué tan endeudado estás? ¿Debes más de lo que tienes o tienes más de lo que pensabas?

2.- Saca los estados de cuenta y recibos que tengas. Vamos a buscar cuál es tu patrón de gastos, porque ésta es la base de hacer un presupuesto que en verdad te funcione y que sea para ti, que tome en cuenta tus gustos y tus prioridades. Saber en qué gastas, te permite tomar mejores decisiones.

Ahora revísalo bien. Nosotros somos los que tenemos que decirle a nuestro dinero qué hacer y no al revés.

Claro que en la vida no se puede todo y te encontrarás muchas veces que hay gastos que no quieres recortar, o bien, que te duele tener que hacerlo.

A todos nos pasa: no nos alcanza para todo. Por eso es importante tener prioridades, decidir qué es lo más importante y qué es lo que puede pasar a segundo plano.

3Define tus metas. Esto no es fácil, en mi experiencia pocas personas saben qué es lo que verdaderamente quieren lograr en la vida y menos aún las que se atreven a intentarlo. Esto tiene que ver mucho con la educación que recibimos.

Ahora bien, las metas deben ser congruentes con tus valores, con aquello que es más importante para ti. ¿Qué es lo que más valoras? ¿La seguridad de tu familia? ¿No tener que depender nunca de nadie ni cuando seas viejito? O de plano es la diversión y nada te importa más.

A lo mejor quieres juntar para comprarte un carro o para el enganche de un depa. O ya necesitas una casa más grande porque la familia ha crecido. O te gusta viajar y quieres juntar dinero para ir al lugar que siempre has querido conocer.

Para muchos, desafortunadamente, la primera meta debe ser salir de las deudas que ya se tienen, sobre todo las de corto plazo como tarjetas de crédito.

Lo anterior, simplemente porque mientras estamos endeudados, la única forma como podemos lograr nuestras metas es endeudándonos más y llega un momento que no se puede.

Una deuda es como un ahorro, pero en negativo: estamos comprando algo para lo cual no tenemos dinero en efectivo. Y estamos pagando intereses, muchas veces fuertes (un gasto oculto que pocas personas toman en cuenta) por ello.

4Paga tus metas. Así como nos endeudamos para comprar hoy y pagar después, el ahorro es pagar hoy y comprar después, pero más barato y sin preocupaciones.

Por lo cual una vez que definas cuánto puedes destinar para ahorrar entonces anótalo en tu presupuesto como el primer pago que tienes que hacer cada mes y el más importante.

Recuerda que ahorrar no tiene sentido si no es para algo que en verdad te importe, ya que hacerlo implica dejar de gastar en otras cosas. Por eso es tan importante establecer bien nuestras metas y objetivos de vida y ver al ahorro como un pago que estamos haciendo para algo que queremos lograr. Ésa es la mejor motivación que podemos tener.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com y en Twitter en @planea_finanzas.