(Última parte de cuatro)

Esta es la última parte de esta serie, en la cual hemos dado muchos pasos que uno puede seguir para mejorar su vida financiera.

Hoy toca hablar de orden, consistencia y también de evolución. Pero antes, un punto muy importante, que tiene que ver con todo ello: nuestra sucesión.

9 Haz tu testamento. A muchas personas no les gusta hablar de esto, porque significa pensar en la muerte. Sin embargo, debemos entender que nadie tiene la vida comprada y que cualquier cosa puede suceder de un momento a otro.

Por eso es muy importante hacer nuestro testamento para que, si eso pasa, los nuestros estén protegidos. Para que lo que logramos en vida por lo menos termine en las manos adecuadas. ¿Cuántas veces no vemos peleas familiares o casas abandonadas intestadas que están inmersas en larguísimos procesos judiciales? ¿Quieres eso para tu familia?

10 Mantén tus documentos actualizados. Es importante revisar nuestros papeles por lo menos una vez al año. Específicamente en lo que se refiere a los beneficiarios de nuestras cuentas bancarias, de inversiones y las pólizas de seguro.

Recientemente, me tocó ver un caso de una persona que lleva años sin poder vender su casa, porque no tiene las escrituras y no encuentra ningún papel que pueda acreditar la propiedad. Pero también he visto casos de esposas que van a cobrar el seguro de vida que dejó el marido sólo para llevarse la desagradable sorpresa que el beneficiario es la ex mujer, de la cual se divorció hace muchos años. Todo por no haber actualizado las cosas.

Una vez al año, si tenemos nuestros papeles en orden y archivados, es algo muy fácil de hacer, nos puede llevar menos de una hora y bien vale la pena.

11 Enfócate en tus objetivos, no en el entorno. Este año he escrito mucho sobre ello. La gente se asusta cuando pasan cosas en el mundo, como por ejemplo el Brexit o Trump. ¿Debo liquidar mis inversiones? ¿Debería esperar para sacar un crédito hipotecario?

En realidad, si estamos invirtiendo dinero para nuestro retiro, en tres o cuatro décadas, o si estamos adquiriendo una hipoteca a 15 años, van a pasar muchas cosas en el mundo. Buenas y malas, que no podemos controlar.

Entonces, si hoy puede uno pagar la mensualidad de un crédito hipotecario y cuenta con finanzas personales sanas (incluyendo un fondo para emergencias), además si uno piensa que tiene perspectivas favorables en su trabajo, entonces sí es buen momento independientemente de lo que suceda en el mundo. Obviamente, si uno no está preparado, entonces más vale posponerlo hasta que lo esté. Lo mismo con nuestras inversiones: si nuestro portafolio está bien construido y diversificado para el horizonte de inversión que necesitamos, y toma en cuenta nuestra tolerancia al riesgo, hay que permanecer.

El éxito lee bien esto porque es importante se logra cuando uno tiene una estrategia definida, clara y la aplica de manera consistente, en las buenas y en las malas. No cuando uno está especulando sobre lo que pueda pasar mañana, porque nadie tiene una bola de cristal. Tratar de adivinar nunca da buenos resultados de manera consistente.

12 Amplía tu cultura financiera. Los humanos somos el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra de hecho, lo solemos hacer muchas veces . Un maestro muy querido de matemáticas en secundaria nos solía decir que equivocarse es un derecho, lo que no se vale es abusar de ese derecho.

¿No sabes cómo invertir tu dinero? No le vuelvas a preguntar al ejecutivo del banco, que sabrá incluso menos que tú y que por lo mismo no te explica con claridad. Él sabe de los productos que maneja su institución y te los intenta vender, a eso se dedica. Mejor aprende sobre inversiones a través de libros, blogs y una infinidad de recursos que existen. No necesitas ser experto, sí comprender los conceptos más importantes.

13 Evoluciona. Recuerda siempre que en este mundo lo único constante es el cambio. Un plan financiero no está escrito en piedra, como no lo está tu plan de vida. Siempre se cruzan cosas en el camino y podemos cambiar de rumbo y dirección.

El dinero siempre lo digo es simplemente un medio para conseguir tus objetivos de vida. Si éstos cambian, ajusta tu plan, para que esté alineado con tus nuevas prioridades. Es tu compañero y una herramienta de toma de decisiones.

Suscríbete a https://planeatusfinanzas.com y obtén de manera gratuita el mini-curso Los Seis Pasos para Alcanzar tu Libertad Financiera . Sígueme en Twitter:

@planea_finanzas