La educación es uno de los principales pilares que cualquier persona puede tener en la vida para superarse. Estudiar es una oportunidad para tener acceso a una mejor calidad de vida.

Si a lo anterior se le agrega tener conocimientos de educación financiera, el desarrollo personal se puede elevar, debido a que se tendría la información necesaria para saber cómo ahorrar, invertir y evitar deudas incontrolables.

Incluso si las personas de un país tienen mayor educación y capacidades financieras, esto generaría un mayor impacto positivo en el Producto Interno Bruto (PIB) de la nación.

La conclusión anterior es parte de una serie de estudios y comparativos hechos por Citibanamex, que aunque aún no concluyen, de ser ciertos, tendrían un impacto importante en la macroeconomía del país, informó Juan Luis Ordaz Díaz, director de Educación Financiera de dicha institución.

El directivo adelantó que actualmente la institución a la que pertenece estudia la relación e impacto entre la educación financiera y la economía, para ello, se toman como referencia indicadores y variables de varios países para analizar si su crecimiento económico está ligado a que la población tiene mayor alfabetización financiera.

Afirmó que, de acuerdo con lo que llevan indagado, la educación financiera sí puede tener relación directa con el crecimiento de un país; sin embargo, los resultados se presentarán hasta el 2019.

“El efecto que puede tener la educación financiera es equivalente en nuestro país a hacer una reforma económica, de esa magnitud es la importancia y cómo podríamos avanzar más rápido, lo podríamos hacer si desde las escuelas a los niños se les enseñaran estos temas”, explicó.

Ordaz Díaz enfatizó que, si se logra entender el efecto que tiene la educación financiera, se le daría mas importancia, generándose una estrategia nacional conjunta entre autoridades de gobierno e instituciones financieras para enfocarla a la población objetivo.

Indicó que, de darse educación financiera desde la primaria, se avanzaría en la generación de conocimientos de productos y servicios financieros, pues lamentó que actualmente uno de cada tres mexicanos tiene conceptos financieros muy básicos.

Finanzas como materia escolar

Para enseñar a niños y adolescentes desde una edad temprana sobre finanzas, se desarrolló un plan piloto para impartir esta asignatura en escuelas de nivel básico de algunos estados, para que los alumnos comiencen a adentrarse en este tema.

Este programa, llamado de Autonomía Curricular, y solamente en la parte de negocios, se trabajó de manera conjunta entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y Citibanamex desde el 2017, en ese año se trabajaron contenidos para 10 manuales: uno para preescolar, seis para primaria y tres para secundaria.

Para esta materia, se capacitó a 65 maestros de 13 escuelas en el Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Veracruz y Yucatán.

Se proyectó un total de 1,286 alumnos que podría tomar la materia en el 2017; no obstante, sólo 568 tuvieron esta asignatura dentro  de su horario.

Para el ciclo escolar 2018, se disminuyó a casi 39% la capacitación a maestros y escuelas, siendo solamente cincos escuelas y 40 maestros en el Estado de México, Hidalgo y Yucatán.

Ordaz Díaz explicó que, en esta prueba, Citibanamex apoyó con la creación de contenidos exclusivamente para niños y jóvenes a través de proyectos interactivos y en donde se combinan diferentes elementos de aprendizaje.

“Aquí el problema es que la educación financiera compite con muchas otras actividades (escolares), porque todavía es opcional, si fuera realmente obligatoria podríamos dar más rápidamente este salto”, expuso.

Aunque esta materia sólo es opcional, el directivo explicó que será la Secretaría de Educación Pública quien evalúe si la materia sube a rango de obligatoria.

“Ellos (la SEP) están haciendo una evaluación escuela por escuela para ver qué es lo que más funciona, qué es lo que más impacto ha tenido y tomar decisiones de si esto (la materia de educación financiera) continúa”, indicó.

Más campañas de difusión

Respecto a las campañas que actualmente se hacen en esta materia, el ejecutivo financiero destacó la importancia de que se hagan mayores y constantes ejercicios de este tipo en todo el país, para que la mayor cantidad de personas tenga, por los menos, conocimientos básicos y enfatizó que algo positivo de este tipo de proyectos es que están generando poco a poco conciencia en los usuarios.

“Sin duda, tener más campañas y más información ayudaría muchísimo a que pudiéramos tener este tipo de recordatorios que nos hacen comportarnos financieramente mejor”, comentó.

El directivo refirió que actualmente se estudia cómo hacer llegar al cliente de manera personalizada datos más exactos sobre finanzas, lo anterior con la finalidad de que tenga una mejor administración de sus recursos.

“Al final, somos instituciones financieras que no necesariamente sabíamos cómo comunicarnos con la población; hoy por ejemplo, hemos aprendido que, si lo hacemos de forma personalizada, puede ser más adecuado y, si se mete el componente de emoción, hay un mayor recordatorio en las personas ya que si algo nos emociona, lo recordamos”, dijo.

[email protected]