Un vehículo además de los beneficios que tiene como comodidad e independencia para trasladarse de un lugar a otro, también genera gastos que cada vez son mayores.

En el Distrito Federal será necesario cambiar la tarjeta de circulación que tendrá un costo de 220 pesos; además de este cobro, será necesario pagar otros gastos.

Un ejemplo es el pago de la Tenencia, que es un impuesto local cuyo monto depende del precio del vehículo y la antigüedad.

El precio de la tenencia en un vehículo nuevo, también depende de la fecha de compra, si se adquiere un automóvil nuevo en el mes de enero el cálculo del impuesto es sobre los 12 meses del año, si la compra es en el mes de noviembre, sólo se cotizarán los últimos dos meses antes de que finalice el año.

Además, es importante considerar que si la compra se hace en el primer día del mes o el último, no influye en el monto final de la Tenencia ya que contará como todo el mes completo.

Para circular

En el caso de vehículos nuevos, la Tenencia se debe cubrir cuando se solicite el registro del vehículo o cuando se tramite el permiso provisional para su circulación.

Otro gasto que se debe considerar es la calcomanía 00 , que exenta de verificaciones hasta por tres periodos y del programa Hoy no Circula a los vehículos nuevos.

Para obtenerla, el propietario del nuevo automóvil debe presentar la factura del vehículo, original y copia de la tarjeta de circulación y/o constancia de alta vehicular del mismo, además del comprobante de pago.

El costo del holograma es equivalente a 10 días de salario mínimo general vigente en el DF.

Para manejarlo

Para lucir el auto nuevo será necesario pagar por la licencia de conducir que se puede tramitar en los módulos delegacionales o en los servicios de Tesorería.

El costo de la licencia tipo A es de 483 pesos, con validez por tres años, mientras que el precio de la reposición llega a los 580 pesos.

Los documentos que se deben presentar para tramitarla son: una solicitud, la factura del vehículo nuevo, identificación oficial, comprobante de domicilio y el comprobante de pago.

No hay que perder de vista que también hay que invertir en gasolina, estacionamientos, limpieza, mantenimiento, además de contratar un seguro, sistema de geolocalización en caso de robo, entre otros gastos.

[email protected]