Estamos empezando el año 2017 con muchos retos: una moneda devaluada, un alza en el precio de la gasolina que sin duda tendrá un impacto significativo en la inflación, además de incrementos en tarifas eléctricas y una volatilidad que muy seguramente persistirá. Hay muchas dudas sobre las acciones que tomará Donald Trump una vez que tome posesión este mismo mes como presidente de Estados Unidos y cómo afectarán a la economía del país (siempre se nos habla de blindaje pero la verdad es que, estructuralmente, nuestra economía cada día depende menos de nosotros mismos y más de lo que suceda en el vecino país del norte).

¿Cómo piensas que esto puede afectar tus finanzas personales? A pesar de que yo creo que debemos distraernos por lo que no podemos controlar, sí pienso que debemos incorporar a nuestra planeación las variables conocidas.

Por ejemplo, es muy probable que si la revisión de salarios en nuestra empresa ocurre en marzo, no sepamos de cuánto va a ser nuestro incremento, por lo cual tenemos que planear con lo que ganamos hoy.

Pero sí sabemos cuánto más vamos a gastar en luz o en gasolina: eso sí lo debemos incorporar y quizá implique reducir otro tipo de gastos (o tomar acciones para ahorrar en estos insumos).

Como siempre he dicho, las malas noticias siempre afectan más a las personas que no tienen sus finanzas personales en orden, porque su flexibilidad financiera es mucho menor. Por eso vale la pena enfocar nuestros esfuerzos en poner en orden nuestra casa y focalizarnos en las siguientes prioridades:

1. Salir de deudas, por lo menos aquellas de corto plazo como las tarjetas de crédito, créditos personales o de nómina, entre otros. Suelen tener tasas de interés muy altas y en muchos casos buena parte de nuestro ingreso se va en pagarlos.

2. Una vez que hemos terminado con estas deudas, entonces construir un fondo para emergencias que no sólo nos da seguridad, sino flexibilidad. Esto lleva tiempo a veces más de un año porque se trata de lograr un monto equivalente a por lo menos tres meses de nuestro gasto mensual corriente (no de nuestro ingreso, sino de lo que necesitamos para vivir). Lo que recomiendo a las personas es que no se obsesionen y no dejen de ahorrar para su retiro por formarlo: contribuyan a ambas metas.

3. Con respecto a nuestras inversiones, enfoquémonos en nuestros objetivos, sobre todo si son de largo plazo. No en lo que pueda pasar mañana. Reitero: si estamos ahorrando para nuestro retiro con un horizonte de más de 20 años, en ese periodo habrá tres elecciones en México, cinco en Estados Unidos y muchas en otras partes del mundo.

Habrá ciclos económicos de expansión y otros de recesión. Muchas cosas cambiarán. Por eso es importante mantener una diversificación global y una disciplina, ya que reaccionar ante cada cosa (o especular sobre lo que pueda o no pasar) suele tener un costo muy alto para nuestro patrimonio.

4. Sobre si tomar un crédito hipotecario o no en tiempos de incertidumbre, tampoco vale la pena especular: son préstamos a un plazo muy largo 15 años o más durante los cuales la situación económica también cambiará muchas veces. Pero sí debemos tomar decisiones responsables: tener por lo menos 20% del valor de la casa ahorrado, más gastos notariales. No tomar un crédito a más de 15 años (si no podemos pagar la mensualidad a 15 años con comodidad, irnos a un plazo más largo tiene un altísimo costo, mejor esperar) y hacer prepagos, principalmente en los primeros años de la vida del crédito.

5. Contar con una cobertura adecuada para nuestro patrimonio. Muchas personas obvian esta parte de las finanzas personales y es esencial. He visto cómo individuos con algo tan simple como una inundación han perdido muebles, zapatos, ropa y tenido que cambiar incluso el piso de su casa. O personas que de repente, en un accidente repentino, se han ido y dejado a su familia sin nada.

Es fundamental tener una adecuada cultura de previsión, no hacerlo puede costarnos muy caro y acabar con todo nuestro patrimonio.

Cuando la gente no está preparada, cualquier cosa que pase en el mundo puede afectarle de manera significativa. No me queda duda de que el inicio del 2017 genera muchos retos para una gran cantidad de familias mexicanas. Si nos toca un camino difícil, aprendamos de él y trabajemos en mejorar, poco a poco, paso a paso, nuestras finanzas personales.

Suscríbete a https://PlaneaTusFinanzas.com y obtén de manera gratuita el minicurso Los Seis Pasos para Alcanzar tu Libertad Financiera .

Twitter: @planea_finanzas