(Parte cinco de seis)

Nos estamos acercando al final de esta serie y hemos hablado de algunos conceptos sobre inversiones que son sumamente importantes y que seguramente nos han ayudado a entender muchas cosas.

Hoy me quiero enfocar en otro de los temas fundamentales que nos pueden afectar de manera muy significativa, pero que se suele dejar de lado:

Regla 7. Cuida los costos de tus inversiones

El costo es quizá lo que más afecta nuestro rendimiento potencial. Por ejemplo, en México muchos fondos de inversión indizados (que intentan replicar el Índice de la Bolsa Mexicana de Valores) cobran una comisión por administración superior a 2% anual.

Esto quiere decir que si el Índice subió 10% en el año, nosotros sólo recibiremos, en el mejor de los casos, 8% (seguramente será menos, porque los fondos tienen que pagar otros costos). Muchos no se dan cuenta porque el rendimiento que se recibe ya es neto de todos estos gastos.

En el corto plazo, esto quizá esto no pueda parecer mucho, pero a largo plazo es sumamente importante. En la siguiente tabla podremos darnos una idea de este impacto. Uno o dos puntos porcentuales de rendimiento, a lo largo de los años, hacen una enorme diferencia.

En un horizonte largo de tiempo, una persona que cuida sus costos y que evita pagar una comisión de 2% anual terminará con más del doble que aquella que no lo tomó en cuenta. Como podemos darnos cuenta, es sumamente relevante.

La buena noticia es que hay muchas alternativas, como por ejemplo los ETF, que replican índices. Existen algunos que cobran menos de 0.09% anual.

Pero por otro lado, hay productos sumamente caros y que nos los venden como lo mejor del mercado , el producto más flexible ; muchas personas desafortunadamente caen en la trampa.

En inversiones, muchas veces hay costos de administración que aunque son transparentes, no nos los dicen y los tenemos que buscar. Es el caso de los fondos de inversión (algunas operadoras nos dicen que no nos cobran nada, pero es una mentira porque ellos le cobran en realidad al fondo por administrarlo el rendimiento que recibimos ya es neto de este costo). Pero también hay instrumentos que conllevan costos ocultos, por ejemplo los productos empaquetados como seguros de inversión que ofrecen algunas aseguradoras.

Todas las inversiones conllevan un costo y eso está bien, porque pagamos a cambio de un servicio que recibimos por parte de los intermediarios financieros. Pero es un aspecto muy importante; en ocasiones pagamos demasiado sin saberlo, porque no nos tomamos la molestia de investigarlo o de contemplarlo en nuestra toma de decisiones.

Hay una gran variedad de opciones y algunas de ellas son muy eficientes en este sentido. Por eso es tan importante conocerlas y aprovecharlas.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas