En mi experiencia, muchos problemas financieros surgen porque actuamos de manera irresponsable con respecto al manejo de nuestro dinero.

Hace algún tiempo a un amigo muy cercano le robaron su coche y varios aparatos electrónicos que estaban dentro de él. Tras haber estacionado el vehículo prácticamente en la entrada de su casa, dos ladrones se le acercaron con pistolas. El auto era de modelo muy reciente y lo había pagado de contado. Me quedé frío cuando me dijo que no lo tenía asegurado. Un coche casi nuevo, de menos de dos años, en la ciudad de México, ¿a quién se le ocurre? Me pareció muestra de una grave irresponsabilidad financiera.

Pero la historia no queda ahí: pocas semanas después algunos ladrones entraron a su departamento y le robaron todos sus aparatos electrónicos. Obviamente la sospecha es que se trata de los mismos ladrones. Mi amigo no aprendió de su primera lección.

Por otro lado, un lector me hizo llegar una carta en la cual me comentó que tenía un pagaré bancario que le daba casi 250 pesos al mes, menos el impuesto. Pero ahora que acaba de revisar sus estados de cuenta, cosa que había olvidado hacer, descubrió que desde hace meses le da sólo 100 pesos mensuales menos 59 pesos por retención de impuestos. Es decir, casi nada.

Me pregunta si existen otras opciones de inversión que le den mayores rendimientos. No puedo más que quedarme sorprendido cuando recibo mensajes como este, aunque siempre trato, de la mejor manera posible, de brindar una orientación adecuada.

TENGA CLARIDAD DE OBJETIVOS

Esto me deja ver, entre otras cosas, que esta persona no tiene claros sus objetivos de inversión y por ello no actúa en consecuencia.

No sabe qué rendimiento le generan sus inversiones y si éste es competitivo contra las tasas de interés de referencia del mercado (como los Cetes o la TIIE). Por lo tanto, tampoco sabe si lo que le pagan está o no por arriba de la inflación.

Esto, desde mi punto de vista, es reflejo de una falta de responsabilidad en el manejo del propio dinero, pero además habla de una persona que está en un gran peligro. Al preguntarme qué otras opciones de inversión le pueden dar mayores rendimientos, sin decirme cuáles son sus objetivos financieros, se está exponiendo a recibir una respuesta que pueda no ser adecuada para sus necesidades y que además pueda hacerle perder una parte considerable de su patrimonio.

Alguien podría recomendarle, por ejemplo: mete tu dinero a la Bolsa Mexicana de Valores . Sin duda una gran inversión, pero no para personas que ignoran cómo funciona el mercado accionario ni sus alcances, mucho menos para aquellas que no toleran ver que el valor de su portafolio se modifique sustancialmente todos los días.

Lo mismo sucede en otros ámbitos como los créditos. Por ejemplo: las personas que tienen varias tarjetas de crédito y que han dejado que su deuda crezca de manera exponencial, al grado de que ya no pueden pagarla. Esto también es indicativo de una grave falta de responsabilidad financiera.

Y no olvidemos a aquellas personas que, por desidia, no han protegido su patrimonio y que lo han perdido a causa de fenómenos naturales como huracanes o inundaciones, (comprar un seguro para su vivienda -dicho sea de paso -es un producto bastante económico). O las que han dejado a su familia en la calle ya que, siendo su sostén económico, fallecieron sin protegerlos con un seguro de vida.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com