En estos últimos días, algunos fondos de inversión en instrumentos de deuda que tienen un horizonte de inversión de largo plazo han presentado minusvalías. Mucha gente se pone nerviosa cuando se da cuenta porque piensa que ha invertido en renta fija .

La verdad es que ese término oficialmente se dejó de utilizar en las sociedades de inversión desde hace más de una década, precisamente, porque causaba confusión. El término correcto es instrumentos de deuda .

¿Qué son los instrumentos de deuda?

Se llaman así porque funcionan como un préstamo. Es decir: una empresa necesita financiarse. Una forma de hacerlo es pedir dinero prestado al banco. Otra manera es pedirle prestado directamente a la gente que tiene dinero para invertir.

Como en todo, hay lugares especializados en los que esto se puede hacer: un mercado donde se pueden emitir, comprar y vender este tipo de instrumentos. Por eso, el mecanismo bursátil mediante el cual una empresa puede pedir dinero a los inversionistas es a través de la emisión de instrumentos de deuda en el mercado.

Los inversionistas que los compran, están prestando su dinero al emisor, quien promete devolverlo en una fecha determinada y, además, pagar un interés.

La tasa de interés que nos pagará puede ser fija o bien, revisable cada cierto tiempo con base en el comportamiento de otra tasa líder del mercado, como la de los Certificados de la Tesorería (Cetes) o bien, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE).

Desde luego, los instrumentos de deuda se pueden emitir a diferentes plazos, que pueden ser corto (digamos, 28 días), mediano (de 90 días hasta un año) o largo (más de un año, pueden ser dos, cinco, 10 o incluso hasta 30 años). Cuando un inversionista compra un título de deuda, afortunadamente, no tiene que esperar todo el plazo en caso de que necesite sus recursos para cualquier otro fin. Como mencionamos antes, existe un mercado en el cual estos instrumentos se pueden comprar y vender en cualquier momento. Como en todo mercado, el precio al que se negocian los instrumentos puede variar.

¿Por qué si un instrumento paga tasa fija puede tener variaciones en su precio?

Pues bien: uno de los motivos por los cuales fluctúan los precios de los títulos de deuda son, precisamente, los cambios en las tasas de interés. Es decir, imagínense que tenemos un instrumento que paga una tasa fija de 6 por ciento. De repente hay una crisis y en el mercado se pueden conseguir títulos de deuda, con plazo similar, que pagan hasta 10 por ciento.

Si queremos vender ese instrumento, tendremos que hacerlo a un precio más bajo, que compense el diferencial entre la tasa de 6% que paga dicho título y la tasa de 10% que prevalece en el mercado.

De esta manera, notamos que la relación que existe entre los precios de los instrumentos y las tasas de interés es como los extremos opuestos de una balanza. Cuando disminuyen las tasas de interés, los precios aumentan. Y, cuando aumentan las tasas de interés, los precios disminuyen. Por lo tanto, si se vende un instrumento antes de su vencimiento, éste podrá valer más o menos que el precio que se pagó por el mismo. Mientras más largo sea el plazo de un instrumento, más sensible será a los cambios en las tasas de interés.

El precio de todas las sociedades de inversión en instrumentos de deuda se determina diariamente por una entidad valuadora independiente, tomando como referencia el precio de los títulos que forman parte del portafolio de inversión del fondo. En ocasiones, cuando hay movimientos importantes en las tasas de interés, los precios de los fondos pueden presentar minusvalías o fluctuaciones hacia la baja. Esto se presenta con muy poca frecuencia en los fondos que invierten a corto plazo, pero la volatilidad aumenta a medida que incrementa el plazo promedio de inversión que tiene cada fondo.

Esta volatilidad es también llamada riesgo de mercado . Todos los inversionistas pueden conocer de antemano este riesgo para cualquier fondo de inversión a través de la calificación numérica asociada a cada uno de los fondos, la cual es pública.

*Te invito a visitar mi página: http://www.planeatusfinanzas.com y a escribirme por Twitter: @planea_finanzas

jlanzagorta@eleconomista.com.mx