Debes perder una mosca para ?pescar una trucha .

George Herbert.

Mejor me espero a que baje . En días anteriores, fueron seis sesiones consecutivas con caídas en las bolsas de EU, mismas en las que nuestro índice bursátil se desasoció por completo, observando alzas y nuevos máximos.

Como consecuencia, las reuniones y conferencias que hemos tenido con amigos y clientes, en su mayoría, han resultado muy parecidas.

Prácticamente, todos han conservado cierta liquidez (fuera de la inversión bursátil) y, ahora, les parece que el mercado accionario o emisoras en lo individual ya se fueron .

Más allá del motivo del avance, la pregunta común es: ¿Qué hago ahora?... Siendo su primera alternativa mejor espero a que baje .

Otra vez… La tentación del corto plazo: la alternativa, idea o estrategia anterior ( me espero a que baje ) refleja, claramente, el temor de comprar.

Les preocupa que, en las próximas sesiones, el mercado bursátil pueda registrar una caída y, entonces, perder (minusvalías).

Es decir, se presenta de nuevo, consciente o inconscientemente, ese vicio de querer participar en Bolsa atendiendo escenarios de muy corto plazo.

¿Jugar y apostar o invertir?

La presente participación invita y recuerda la importancia de entender la inversión bursátil a plazos mayores, es decir, con un sentido patrimonial. Su interés en la inversión bursátil debe ir más allá de buscar un mayor rendimiento la próxima semana o mes.

Tiene que darse cuenta de que esta alternativa (Bolsa) le podrá ayudar a lograr un muy buen retiro o jubilación, a la conformación de un negocio propio, a la educación universitaria de su hijo, etcétera.

Es ésta la diferencia entre jugar y apostar a corto plazo o invertir a mayor plazo ( no compramos o vendemos el mercado, invertimos en negocios ).

Invertir en Bolsa significa ser dueño proporcional de una o un grupo de empresas, en este caso, las más exitosas en México; en muchos casos, incluso también a nivel mundial.

¿La mosca o la trucha?

La cita que acompaña esta participación: Debes perder una mosca para pescar una trucha me parece sumamente ilustrativa de la situación descrita y no es la primera vez que reflexionamos sobre ella. Nadie puede predecir el comportamiento futuro de los mercados y, mucho menos, a plazos tan cortos.

La posibilidad de una corrección (baja) luego de un movimiento de alza, como actualmente sucede, ¡existe! y es potencialmente mayor cuando las dificultades económicas en Europa permanecen y en EU han alertado de reportes corporativos débiles al II Trim. 12.

No obstante, se desconocerá siempre el momento preciso y la magnitud de un ajuste (baja).

La estrategia que venimos proponiendo se enfoca específicamente en mitigar los riesgos de fuertes pérdidas en una tendencia de baja del mercado y/o de desinversión (salida) antes de tiempo. ¡Sí!, la posibilidad de una corrección a corto plazo está siempre presente y ésa será siempre su mosca pero, a mayor plazo, la implementación y disciplina en el desarrollo de estrategias permiten mucho mejores resultados.

Si usted no está dispuesto a perder la mosca para pescar la trucha, corre también el riesgo de perder la trucha.

Desde la duda de hace apenas unos días hasta hoy, en el IPC, varias emisoras siguen acumulado avances atractivos.

¿De qué tamaño ?es la trucha?

Para sensibilizar el beneficio potencial que a mayor plazo puede ofrecer la inversión bursátil en México (la trucha), hemos escrito mucho:

Podemos recordar el promedio de avance anual histórico del Índice de Precios y Cotizaciones cercano a 20.0% que sitúa a esta alternativa como la mejor entre muchas, incluso a nivel internacional.

Podemos recordar también sus resultados mayoritariamente favorables en ciclos anuales históricos (tabla anexa) asociados con su Naturaleza Ganadora , es decir, al hecho de que la muestra del índice se revisa cada año y las que se incorporan es porque observan una mayor demanda reciente asociada con mejores perspectivas fundamentales (el índice se autorregula). Prueba de ello es que en los últimos 22 años, sólo en seis (27.2%), el IPC ha registrado un saldo nominal negativo.

A futuro: aunque la historia bursátil en México es muy fuerte como para no considerarla y los ciclos de mercados, evidentes, veamos hacia el futuro planteando escenarios, incluso conservadores, que ayuden en todo momento a pescar a nuestra trucha.

Repitamos un ejercicio estimado para identificar el potencial de una inversión actual en Bolsa con diferentes proporciones en función al perfil del inversionista el tiempo a través de una matriz que considera distintos plazos ( de uno a 10 años) en dos alternativas: 1) bonos del gobierno –Cetes- ; y 2) mercado accionario a través del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC).

La matriz indica los importes probables ($) que resultarían al final de dichos plazos calculando el rendimiento en función de la tasa promedio de ambas alternativas.

Para la tasa de Cete, supusimos una tasa efectiva (después de impuestos) de 5.0%, la cual es superior a la tasa efectiva actual de 3.8 por ciento.

Esto al considerar la posibilidad de un alza marginal en el tiempo en dicha tasa de interés. Para el IPC supusimos una tasa anual promedio de 12.0%, la cual resulta menor a su promedio histórico anual de 20.0% antes indicado.

Si bien en los últimos cuatro años el promedio disminuyó a 9.0%, también es cierto que, en la medida en que la percepción de riesgo actual en Bolsa se agudice y los precios disminuyan más, las oportunidades patrimoniales serán cada vez más evidentes.

Recuerde también la magia del interés compuesto:

Ya en otras oportunidades hemos insistido en el beneficio del interés compuesto y hemos comparado. Ahora volvemos a insistir.

Esto significa que una tasa de 5.0% anual en cinco años no equivale a 25.0% (5.0% por cinco años). La ganancia de la re-inversión de los intereses acumulados hace que en dicho escenario, la tasa acumulada después de cinco años sea en realidad de 27.6 por ciento. Aquí tiene el ejercicio de interés compuesto.

*El autor es Director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+?Lo puedes seguir en su nueva cuenta de twitter @CPonceBustos