La principal razón por la que en México se venden inmuebles cotizados en dólares tiene que ver con generar un mercado global que garantice rendimientos, frene la incertidumbre y cubra riesgos de ante una crisis, indicó la plataforma Propiedades.com.

“Tasar propiedades en dólares es una práctica que opera como mecanismo de cobertura de riesgo y evita la pérdida de riqueza ante un débil tipo de cambio”, explicó Leonardo González, analista de Real Estate de la plataforma.

En un comunicado, la firma refirió que, al fijar precios en divisa estadounidense, se pueden comparar con bienes similares de otros países.

“Según el reporte diario de Banco de México, el 19 de junio, el dólar alcanzó 20.6 pesos. Cuando se observa una depreciación severa como ésta, las propiedades son un activo refugio”, refirió.

A esto se suma la incertidumbre propiciada por la coyuntura electoral así como por las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

De acuerdo con datos de Propiedades.com, en Tulum, 90% de la oferta está en dólares y en Solidaridad (Playa del Carmen), 66.7 por ciento. Le sigue Tijuana, con 43.8% y Benito Juárez (Cancún), con 30.2 por ciento. En el quinto lugar está Ciudad de México, con 6.8 por ciento.

Otro factor es que cada año hay un incremento de la inversión extranjera directa (IED), lo que fomenta la instalación de bienes raíces tasados en divisas extranjeras. “Esto también induce a nuevas soluciones de vivienda para migrantes”, agregó la plataforma.

Según la Secretaría de Energía, al primer trimestre del 2018, la cifra de IED fue de 9,502 millones de dólares. En este escenario, para lo que resta del 2018, se espera que más inmuebles se tasen en dólares.

“La barrera psicológica de los 20 pesos por dólar será una constante por lo menos en lo que resta del año, así que la estrategia de cotización de inventario dolarizado irá al alza y de mejor impacto para acelerar los cierres sin pérdida de valor”, concluyó González.