Tres clases hay de ignorancia:

no saber lo que debería saberse,

saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debería saberse

Francois de la Rochefoucauld.

La sorpresa en tiempo (no el hecho), del cambio de perspectiva desde estable a negativa para Estados Unidos (EU) por parte de la agencia calificadora Standard and Poor’s la semana pasada, pudo ser parcialmente compensada por la publicación de mejores datos de empresas de aquel país correspondientes al primer trimestre de este año (1 Trim. 2011) de la mayoría de las más de 150 emisoras que en el mismo plazo publicaron sus reportes financieros (en especial las del sector de tecnología).

Esta semana, seguirán las publicaciones. México concentrará la mayoría de ellas (ver calendario) y el próximo 2 de mayo será la fecha límite para el envió de sus cifras a la Bolsa Mexicana de Valores. Recomendamos leer los resultados financieros reportados en dos sentidos: 1) crecimientos nominales anuales de cifras operativas como Ventas y Ebitda (contra el mismo trimestre del año anterior), los mayores avances originan valuaciones más atractivas, pues los múltiplos conocidos como 12m disminuyen en forma inmediata (independientemente del origen del crecimiento, orgánico o por adquisiciones) y viceversa; y 2) comparándolos contra la expectativa que de ellos se tenían y que se califican arriba , abajo o en línea con respecto a lo esperado. Un participante real no espera el resultado, lo anticipa independientemente de su plazo.

Guía de año: únicamente cuatro veces en el año los actores en la Bolsa tenemos la posibilidad de medir los pronósticos anuales. No obstante, los primeros tres meses de un año resultan de especial interés pues marcan una guía sobre la expectativa hacia el resto del ciclo anual.

Desde el inicio del 2011, a pesar de las dificultades internacionales (desequilibrios en países de Europa; tensión en Medio Oriente por conflictos sociales y militares, e incertidumbre por repercusión de Japón luego del terremoto), se percibe una mejoría en el consumo interno local de la mano con la también recuperación de nuestro principal socio comercial -EU-, en la que la mejoría en la confianza registrada desde finales del 2010 ha resultado definitiva (el beneficio de los estímulos económicos se venían dirigiendo al ahorro o al pago de deudas).

Las variables macroeconómicas se mantienen estables mientras que un grupo de empresas en la Bolsa mantienen planes de expansión a través de compras y fusiones, un claro reflejo de la liquidez internacional en un ambiente de bajas tasas de interés.

En general, esperamos crecimientos anuales en resultados operativos (Ebitda) a nivel del IPC poco mayores a 10% nominal, en línea con nuestro pronóstico de avance en todo el año. En esta participación compartimos nuestra visión formal sobre estos resultados (anteriormente compartimos una versión tradicional de tendencias menos formal ).

Perspectiva en resultados netos: con un fortalecimiento (ganancia cambiaria) de 3.9% en el tipo de cambio durante el 1 Trim. 2011 (de 12.37 pesos a 11.89 pesos) las implicaciones para empresas mexicanas con una deuda en dólares en sus resultados netos será positiva.

Por otra parte, las empresas con pasivos en pesos, también mejoraran aunque de manera marginal en el pago de intereses en comparación al 1 Trim. 2010 pues, hace un año, el Cete a 28 días en el mercado primario promedió 4.47%, mientras que en el 1 Trim. 2011 el promedio fue de 4.16%, el diferencial en tasas en los comparativos anuales es cada vez menor con el largo periodo de tasas bajas que registra ya nuestra economía.

*l autor es Director General Adjunto de Análisis y Estrategia de Ixe Grupo Financiero.