Al cierre del 2012, el Infonavit registró un Índice de Morosidad de 4.94%, un nivel por debajo de 5.15% en el 2011, cumpliendo con su objetivo de no rebasar 5 por ciento.

El organismo de vivienda informó, a través de un comunicado, que esta disminución se logró como resultado del programa de Cobranza Social con la aplicación de la Garantía Infonavit, que tiene como objetivo dar una solución de acuerdo con la problemática del acreditado para que preserve su patrimonio.

En el 2012, el índice de cartera vencida del Instituto alcanzó su pico en abril cuando llegó a 5.4%, llegando a 5.03% para octubre pasado.

El nivel más bajo de este indicador se dio al cierre del 2007, cuando se ubicó en 4%, después de una caída prolongada tras los máximos de 21.9% del 2000.

El organismo de vivienda añadió que logró consolidar un nuevo modelo de administración de cartera para hacer más expedita y eficiente la atención de los acreditados con problemas para honrar sus compromisos de pago.

Lo anterior, con apoyo en varias estrategias de cobranza como la gestión móvil, donde en la primera visita se puede dictaminar la situación del trabajador y ofrecerle en ese momento la solución más adecuada; el uso de la mediación en más estados, y esquemas de recuperación de vivienda, como el programa de subastas y macrosubastas.

El Infonavit también destacó su buen inicio de año, debido a que en los primeros 27 días del mes de enero otorgó 38,266 créditos, lo que significó una derrama económica de 9,022 millones de pesos, incluyendo la participación de los intermediarios financieros privados.

Adicionalmente, 27,467 trabajadores ya cuentan con los recursos autorizados para ejercer sus préstamos en el transcurso de las siguientes semanas; esto representa un incremento de 13.1% con respecto al mismo periodo del 2012, puntualizó.

RECAUDACIÓN FISCAL

Asimismo dio a conocer que de enero a diciembre del 2012 los ingresos por recaudación fiscal del Instituto registraron un nivel histórico de 134,160 millones de pesos, procedentes de la recaudación, la cobranza fiscal de periodos actuales y anteriores, principalmente, cifra 8.7% mayor a la de un año antes.

Precisó que los ingresos por recaudación fiscal incluyen la amortización de los créditos otorgados, los cuales son cobrados a través del descuento que realiza el patrón y las aportaciones de las empresas.