Uno de los ejemplos y enseñanzas económicas más importantes que un padre puede dejar a sus hijos es el ahorro, consideró la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Con motivo del Día del Padre, el organismo señaló que en la población mexicana, el padre de familia muchas veces se visualiza como principal proveedor, protector y líder, y los hijos suelen verlo como ejemplo a seguir y tienden a imitar sus actitudes.

De ahí la importancia de “predicar con el ejemplo” para una buena educación de los más pequeños y en materia de ahorro se puede empezar con pequeñas acciones, como la buena administración del domingo, la construcción de un presupuesto o la visualización de una meta.

Destacó que el ahorro temprano no sólo les dará a los hijos mayores beneficios financieros, sino que también ayudará a los padres a no ser una carga para sus hijos en el futuro, porque contarán con un colchón que les ayudará a solventar sus gastos en el momento de su retiro laboral.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía señala que en 73% de los hogares mexicanos el hombre es la cabeza de familia, aunque la mujer, en la mayoría de veces, lleva el presupuesto y la distribución de las finanzas del hogar.

De acuerdo con la encuesta Ahorro y futuro de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro, 49% de los mexicanos señala explícitamente la expectativa de que sus descendientes contribuyan a afrontar la responsabilidad de ver por ellos económicamente y dejen a un lado los nuevos compromisos económicos con los que cuentan los hijos, representando un fuerte gasto para ellos.

Para evitar esta situación, los padres pueden realizar aportaciones voluntarias en las administradoras de fondos para el retiro (afores), para lo cual ya se cuenta con más de 15 medios para ahorrar, desde el celular o en la tiendita de la esquina desde 50 pesos.

Un ejemplo de cómo el ahorro voluntario en la cuenta afore cambia en gran medida la pensión, la Consar compartió el supuesto de un padre de familia de 34 años que comenzó a cotizar al IMSS a los 20 años, con un salario de 10,000 pesos.

Con una afore que le ofrece un rendimiento de 4% retirándose a los 65 años, recibirá una pensión de 4,135 pesos, lo cual representa 41% respecto a su salario, pero si quisiera una pensión más alta, se pueden diseñar diferentes horizontes de ahorro adicional, ello dependerá de la meta que se proponga si se quiere aumentar la pensión. La Consar destacó que para aumentar la pensión a 6,000 pesos se tendrían que ahorrar 829 pesos al mes (27 pesos diarios). esto sería tener 60% más respecto a su salario.