En los últimos 12 meses los recursos que manejan las administradoras de ahorro para el retiro (afores) aumentaron 19 por ciento. En enero alcanzaron la cifra récord de 1 billón 641,000 millones de pesos que representa 11.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los fondos de pensiones de los trabajadores que cotizan en el IMSS representan casi la mitad del presupuesto federal y superan a los ingresos tributarios que se esperan para este año por 1.4 billones de pesos.

Tan sólo las sociedades de inversión especializadas en recursos para el retiro (siefores) han canalizado más de 450,000 millones de pesos a inversión productiva en distintos sectores económicos.

Ese monto es similar a lo que se recauda en nuestro país por medio del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Óscar Franco, argumentó que entre enero del 2011 e igual mes del presente año las aportaciones obrero patronales ascendieron a 126,400 millones de pesos.

Es decir que, en promedio, la aportación bimestral de los patrones fue de 21,000 millones de pesos. Lo anterior, puntualizó, es consecuencia de la tendencia positiva en el incremento del número de trabajadores registrados ante el IMSS.

MENOS RETIROS POR DESEMPLEO

Y mientras siguieron creciendo los fondos de pensiones, los retiros de recursos de las afores por desempleo bajaron 1.1% al pasar de 990,000 en el 2010 a 979,000 del año pasado. Durante la crisis del 2009 hubo un millón de solicitudes. En promedio los aforehabientes tomaron 6,680 pesos de su afore para enfrentar la falta de trabajo el año pasado.