Durante las fiestas de diciembre, miles de personas destinan una gran parte de su ingreso a los gastos de la época; sin embargo, al no contar con una planeación financiera adecuada, algunos tienen problemas para afrontar sus deudas y gastos fijos en el arranque del año, por tal motivo recurren a préstamos para contar con liquidez.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, siete de cada 10 mexicanos realiza alguna compra no planeada al mes. Mientras que 63% admitió que no lleva ningún control de sus gastos, lo que implicaría que adquirir una deuda durante el primer periodo del año empeoraría las finanzas personales.

Si bien para los expertos no es recomendable recurrir a un crédito si ya se tiene una deuda, existe en el mercado una alternativa financiera que podría ayudarlo a afrontar la cuesta de enero.

Diego Paillés, director general de LaTasa.mx, plataforma digital de inversión, manifestó que los créditos que ofrecen las empresas de tecnología financiera (fintech), basadas en el modelo de préstamos entre particulares, son una alternativa para quienes buscan una solución financiera durante esta temporada.

Destacó que en años anteriores, 84% de los clientes que buscaron un crédito durante enero lo hicieron con el objetivo de saldar sus deudas y hacer frente a los gastos que trajo consigo el mes previo. Dichos créditos personales no son revolventes y su tasa de interés es menor que la de los plásticos, por lo que son una alternativa para liquidar adeudos en lugar de ocupar otra tarjeta.

“Diciembre es un mes en el que las personas tienden a desembolsar más que en otros periodos. La falta de planeación y la carencia de un control de gastos son elementos que intensifican la famosa cuesta de enero. Por eso, encontrar una solución oportuna es importante para evitar que se padezca todo el año”, abundó.

Por su parte, Juan Carlos Flores, director general y cofundador de Doopla, indicó que existen dos grandes ventajas de contratar un préstamo con alguna de las diferentes plataformas que brindan estos servicios en el país.

La primera de ellas va en relación con el tiempo que destina una persona que desea tramitar cualquier tipo de crédito de manera tradicional; refirió que en promedio se destina cerca de tres semanas entre trámites y visitas para que usted pueda disponer del efectivo. Mientras que mediante esta modalidad el interesado no dejará su casa, todo es mediante un dispositivo móvil.

“Existe una encuesta en Estados Unidos en la cual se indicó que los Millennials prefieren asistir al odontólogo antes que acudir a una sucursal bancaria, eso nos indica de los grandes retos y oportunidades que tenemos las fintech, en nuestro caso simplemente la gente llena un cuestionario y le pedimos cierta documentación de manera digital, en 30 minutos está su registro, en un lapso de 24 horas le damos respuesta y en máximo 10 días tendrá su préstamo”, comentó.

La segunda gran ventaja que tienen estas firmas está relacionada con las condiciones financieras, Diego Palliés explicó que según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a junio del año pasado, la tasa de interés promedio para los créditos personales se situó en 29.62 por ciento. En cambio, La Tasa ofrece una menor que va de 9.9 a 28.9%, de acuerdo con el perfil de cada cliente.

Asimismo, especificó que a diferencia de otras instituciones que solicitan aval o garantía para este tipo de préstamos, La Tasa y algunas otras que se encuentran en el mercado no piden ninguno.

“Estamos viviendo una ola en la que desde hace 10 años el desarrollo tecnológico, el Internet e incluso la reforma en telecomunicaciones han hecho que muchas personas tenga acceso a teléfonos inteligentes y al mismo tiempo tengan al alcance estas nuevas plataformas y aplicaciones con las que se hacen un nuevo tipo de finanzas”, explicó el cofundador de Doopla.

PUEDE CONSOLIDAR LAS DEUDAS

Por otra parte, estas herramientas, confirmó Juan Carlos Flores, no sólo se pueden ocupar durante esta temporada, indicó que un gran número de su cartera de clientes los busca para poder consolidar sus deudas que algún momento se vuelven impagables.

“Más de la mitad de los clientes de Doopla (65%) que solicitan un préstamo es para liquidar sus deudas, específicamente con tarjetas de crédito; yo invitaría a las personas a ocupar las financieras tecnológicas porque efectivamente un buen propósito de inicio de año es saldar las deudas caras y que mejor que con tasas más bajas, consolidarlas en una sola plataforma, pagarlas en menos tiempo y desde la comodidad de la casa u oficina”, comentó.

Para Diego Paillés, las claves para elegir un crédito, sea del tipo que sea, es conocer las conocer las condiciones económicas que se tiene, comparar los productos y decidirse por el que mejor se adapte a sus objetivos. “Es por eso que nosotros nos preocupamos por ofrecer un producto que sea lo más personalizado posible, recompensando a quienes tienen un mejor historial crediticio con una tasa de interés más baja”, aclaró.