Hoy se celebra el Día del Amor y la Amistad, fecha donde muchas personas suelen gastar dinero para comprar un regalo, hacer una cena o simplemente darle un detalle a su ser querido, pero ésta también podría ser una buena ocasión para platicar de un tema que suele ser complejo: finanzas en pareja.

Según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), 26.2% de los mexicanos aseveraron que gastarían entre 300 y 500 pesos para hacerle un regalo a algún amigo o amiga, mientras 22.3% comentó que desembolsaría una cantidad similar para regalar algo a su esposo o esposa.

De acuerdo con Alberto Herrera, director de distribución de fondos de inversión en GBMFondos, es importante tocar este tema en todas las relaciones, sobre todo cuando se tienen planes a futuro, pues las inversiones pueden ser una opción para comenzar a construirlo.

“Definitivamente es algo que se tiene que considerar y dependiendo el tipo de etapa en la que estén, cuando es una pareja que ya está consolidada estos temas va a ser hasta naturales que salgan y en la parte de parejas que están iniciando y quieren construir algo juntos, sin duda la parte de inversiones sí la tienes que poner sobre la mesa”, dijo.

Ángeles Collado, coach de inversiones y finanzas personales en Kubo Financiero, explicó que el primer paso para hablar sobre dinero con la pareja es tener un objetivo financiero claro y definir el estilo de vida que se quiere llevar. “Se tiene que generar un proyecto en común, un proyecto de ahorro e inversión, porque si es sólo de ahorro van a perder el dinero, en el que los dos sientan que van a crecer juntos y que aportan ambos”, dijo.

Instrumentos

Collado explicó que los Cetes pueden ser una buena opción para las parejas que inician su camino en el mundo de las inversiones, ya que les permite hacerlo desde 100 pesos, además que es segura, al estar regulada por instituciones federales. Comentó que Kubo Financiero también puede ser una alternativa, y se puede invertir ya sea a plazo fijo, con 11% de rendimiento, o en renta variable, donde puede generar intereses hasta de 16 por ciento. 

“Si uno es arriesgado puede poner un monto en renta variable y poder tener mejores rendimientos y si el otro quiere tener una parte fija, también. Hay para los dos, es complementario y pueden ir viendo cómo su dinero va creciendo mes con mes y año con año, y asegurarse de que están en una institución regulada, con un seguro”.

Herrera dijo que los fondos son instrumentos que pueden analizar, pues existen más de 600 en el mercado, hay de deuda, renta variable, cobertura cambiaria, entre otros. 

“Hoy, para una pareja que inicia en los fondos pueden ser una oportunidad, primero por la diversidad del producto que hay; segundo, porque son productos ya estandarizados a nuestra cultura, es decir, tú los puedes adquirir, ya sea a través de un banco, una casa de Bolsa, incluso a través de plataformas digitales”, expuso.

Comunicación 

Ambos especialistas coincidieron en que la comunicación es un aspecto clave para llevar buenas inversiones en conjunto, pues muchas veces se abandona el proyecto al creer que ya no es alcanzable o una de las partes quiere utilizar el dinero para otro fin.

“Es importante tener todo claro, es muy común el hecho de que, al emprender una inversión en conjunto, de repente una de las partes decida que el dinero ya lo necesitan para otro fin y quiera tocar este dinero y la otra parte diga que no”, declaró Herrera.

“Sin comunicación, no nada más en el tema de dinero, es muy difícil mantener una pareja a largo plazo. Que platiquen de finanzas y que eviten hacerlo a través de reclamos, de malentendidos o de expectativas falsas”, expresó Ángeles Collado.

Consejos

  1. Informarse sobre el producto en que va a depositar su dinero.
  2. Que la tasa de interés no sea el único factor por el cual decide una inversión.
  3. Si tiene dudas pregunte a un especialista hasta que le queden aclaradas.
  4. Tener muy claro el dinero que va a destinar a la inversión.
  5. Monitorear como va su inversión.
  6. Siempre estar en contacto con un asesor.
  7. Establezcan sus roles financieros.

erik.paez@eleconomista.mx