La llegada de la pandemia dejó lecciones en todos los mexicanos que tienen que ver con la cultura de la prevención, ya que, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), al año 560,000 familias mexicanas sufren un quebranto económico por los costos de una enfermedad, por ello es importante que tome acciones que le ayuden a sortear este tipo de eventualidades.

En este sentido, la atención médica privada se ha convertido en una alternativa para los mexicanos, sin embargo no todos tienen acceso a ella.

“La atención privada en México se ha convertido en una alternativa para quienes buscan acceder a servicios de salud de forma oportuna para atender sus enfermedades, por ello es una opción a la que cada vez acuden con más frecuencia", explica la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el estudio Transparencia en Precios de Hospitales.

El estudio arroja que es indispensable que dentro del sector privado de salud se informe de manera clara a los pacientes sobre los costos y procedimientos que manejan ya que se han registrado casos en que los hospitales han incrementado más de 100% y hasta 200% los costos al paciente

“A diferencia del sector público, en el sector privado se necesita contar con más y mejor información para la gente. Los pacientes no conocen de antemano la lista de precios de consultas, medicamentos, tratamientos o intervenciones quirúrgicas, esto impide que podamos tomar decisiones informadas sobre nuestra salud”, agrega la Profeco.

Gasto de bolsillo perjudica economía familiar

En este sentido, el gasto de bolsillo, que es aquel que realizan los pacientes para atenderse con dinero propio, se convierte en un dolor de cabeza que perjudica la economía familiar.

De acuerdo con el reporte de la Profeco, si una familia promedio tuviera que pagar el total del tratamiento de una enfermedad crónica, lo más probable es que tendría que endeudarse o vender su patrimonio pudiendo caer en la pobreza.

De acuerdo con información de aseguradoras y la propia procuraduría, el principal gasto se destina a la compra de medicamentos con receta, consultas y honorarios por servicios profesionales relacionados con la hospitalización.

La situación se agrava ya que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en México el gasto de bolsillo en salud es de 49%, cifra que supera el promedio de 28% de América Latina.

De acuerdo con el sector asegurador, contratar una póliza de gastos médicos podría convertirse en una solución para combatir dicho problema, sin embargo muchas personas consideran que no podrían costear un seguro, pero actualmente la oferta que la industria ofrece es amplia y con productos accesibles.

Esto puede verse en las cifras oficiales ya que la misma AMIS estima que sólo 7.2% de la población cuenta con un seguro privado.

Condusef le orientaa tomar mejores decisiones

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se convierte en una guía para que, en caso de adquirir un seguro, opte por la alternativa que se ajuste a su presupuesto así como conocer las evaluaciones que la dependencia realiza a las aseguradoras, con ello mantendrá una elección informada e inteligente.

En su portal de Internet, la Condusef cuenta con un apartado dedicado a las aseguradoras, el cual integra cuadros comparativos, información estadística, de calidad y servicios que cada compañía ofrece.

jose.ortiz@eleconomista.mx