Para evitar que turistas nacionales e internacionales sean víctimas de abusos por parte de comerciantes y prestadores de servicios en esta temporada vacacional, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) puso en marcha, a partir de esta semana y hasta el 16 de agosto del 2010, el Programa Nacional de Verificación y Vigilancia Vacacional y Turístico 2010.

Personal de la Profeco vigilará que se exhiban precios, se respeten promociones y se cumplan las normas oficiales mexicanas en beneficio de los consumidores.

Comportamiento comercial

Las verificaciones se enfocarán en los destinos de sol y playa, así como en ciudades coloniales de la República Mexicana.

Los expertos de la Profeco verificarán que hoteles, restaurantes, balnearios, discotecas, agencias de viaje, arrendadoras de vehículos, entre otros establecimientos y servicios respeten las tarifas y reservaciones que los consumidores hayan realizado. Además se verificará que las ofertas y promociones de productos de temporada sean veraces y se respeten las reservaciones y los paquetes todo incluido.

Respeto de Normas

La vigilancia también aplica en cuanto al respeto de normas oficiales mexicanas, es decir, la Procuraduría Federal del Consumidor revisará que los productos de temporada que se comercialicen cumplan con lo establecido.

En las visitas que se realizarán a los comercios que venden productos de temporada se verificará la información de productos como juguetes inflables para playa, trajes de baño, shorts, toallas, gorras, bloqueadores solares, sandalias, y salvavidas, entre otros.

Incluso se verificarán las básculas para pesar equipajes, tanto en aeropuertos como centrales de autobuses a nivel nacional, y relojes registradores de tiempo en estacionamientos públicos que operan en centros turísticos para prevenir malas prácticas.

[email protected]