México no es el único país donde la generación sándwich existe. Por ejemplo, en Estados Unidos unas 20 millones de personas han tenido que formar clubes de hijos, padres y abuelos.

Sin embargo, a diferencia de los mexicanos, cada vez más estadounidenses se preocupan por evitar esta situación planeando estrategias de largo plazo.

De acuerdo con una encuesta de Bank of America y Merrill Lynch, 73% de las personas entre 51 y 64 años es el más preocupado de sus bienes; además 61% se preocupan por mantener jubilados el mismo estilo de vida que tienen ahora.

De hecho, 40% de los encuestados en este rango de edad espera jubilarse más tarde de lo que anticiparon hace un año. Esto puede ser en parte porque casi 31% de los individuos todavía mantienen, de alguna forma, a padres y a hijos.

En este grupo, que es conocido como la generación sándwich, más de 45% reconoce que ha tenido que hacer sacrificios en su estilo de vida para sostener las necesidades de su familia; 44% han recortado los lujos personales; 26% ahora ahorra menos para el retiro y 19% ha invitado a sus hijos y/o padres a vivir con ellos para poder reducir los costos mensuales para mantener a toda la familia.

La encuesta de Merril Lynch destaca que las personas entre 35 y 50 años tienen preocupaciones de largo plazo similares en lo que respecta a aspectos de salud, vida y estilo e ingreso.

Sin embargo, destaca que de todos los grupos de edad, los de 35 a 50 enfrentan los retos más grandes para balancear sus prioridades financieras en el corto plazo, como por ejemplo financiar la educación de sus hijos (52%), y conocer la mejor forma de manejar de forma adecuada el efectivo y la liquidez (31 por ciento).

[email protected]