Niños y ahorro parecen una combinación complicada. Sin embargo, que los pequeños del hogar desarrollen este hábito les permitirá enfrentar el futuro con unas finanzas personales sanas, señaló la compañía de gestión de inversiones financieras Principal.

En un comunicado, la compañía de fondos de inversión enfatizó que la primera lección que los más pequeños del hogar deben aprender es que el ahorro no significa guardar el dinero que sobre. Por el contrario, es necesario destinar una cantidad fija de sus domingos que podrán gastar en el futuro.

Explicó que para que la lección de ahorro no sea una tortura para los niños, es importante que los adultos los guíen durante el proceso de ahorro para que conozcan que se trata de un esfuerzo de paciencia y disciplina.

“Si los más pequeños de la familia desean un juguete, una consola nueva o una computadora, es el momento ideal para acercarlos al hábito del ahorro, ya que se convierte en la parte más importante para lograr su objetivo”, aseguró.

Detalló que para que la administración y el ahorro se conviertan en un hábito simple deben conocer las diferencias entre ahorros a corto, mediano y largo plazos. De esta manera, aprenderán las diferencias de cada uno y para ello pueden utilizar diferentes alcancías para cada una de sus metas, como pueden ser comprar un juguete pequeño, un videojuego o, en el largo plazo, una consola.

Para que el ahorro a largo plazo sea un aprendizaje sencillo, una vez que decidió para qué ahorrará, es importante establecer una meta.

Principal recomendó que entre los pequeños y adultos se analice el tiempo que tardarán en juntar el dinero que necesitan para cumplir el objetivo. Ante un objetivo de largo plazo, se debe darles más estímulos como por ejemplo, que por cada 50 pesos, papá o mamá aporten otros 50.

Otra de las actividades para fomentar el ahorro es que los menores lleven un registro financiero para que conozcan con exactitud con cuánto dinero cuentan para alcanzar su propósito. Para ello, cada vez que guarden o saquen dinero de su alcancía, pídales anotar la cantidad en una libreta, junto con la fecha.

La compañía de inversiones financieras destacó que, una vez que los niños dominen el tema del ahorro, será momento de acercarlos y que se familiaricen con que existen instituciones financieras autorizadas que, a través de productos y servicios, les ayudan a administrar su dinero de una forma más eficiente.

Para generarles confianza de que su dinero estará seguro y protegido, se les debe comentar la importancia de algunos productos como una cuenta de ahorro, la cual está resguardada por dichas instituciones.

Antes de contratar una cuenta de ahorro, Principal señalo que también se los debe orientar para que comparen y elijan la institución que ofrezca mayores rendimientos y cobre menos comisiones por cualquier movimiento, como la anualidad, reposición de la tarjeta o el mantenimiento de un saldo mínimo mensual, y que se ajuste a lo que necesitan.

[email protected]