El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, sostuvo un encuentro con los 106 alcaldes del estado para presentarles el Plan de Contingencia, Protección al Empleo y Reactivación Económica ante el Covid-19, que recientemente envió al Congreso local.

De aprobarse, la iniciativa contempla la redirección de 1,500 millones de pesos del presupuesto estatal para hacer frente a la contingencia, de los cuales 500 millones serán para el sector salud y 1,000 millones para proteger el empleo y la economía familiar; así como la posibilidad de ejercer una línea de crédito de 1,728 millones para impulsar la dinámica económica una vez que finalice la contingencia a través de la inversión y obras productivas.

Se detalló que la propuesta incluye una serie de medidas que buscan reactivar la economía mediante apoyos diversos en sectores productivos como hotelero, pesquero, agrícola, ganadero, vivienda social, restaurantes, emprendedores y artesanos.

Entre los esquemas de respaldo se contempla la creación de un seguro de desempleo por dos meses para desempleados y las personas que no tienen empleo fijo y trabajen por su cuenta; apoyos alimentarios a 175,000 familias dos veces al mes; apoyos a la construcción a través de subsidios de vivienda social, y esquemas para reducir la caída del empleo en turismo y restaurantes.

Además, se impulsará la economía costera mediante estímulos para pescadores; se entregarán apoyos directos al desarrollo rural y créditos al campo; se otorgarán tres meses de gracia sobre el capital y tasa cero sobre intereses por el periodo aplicable en el 2020; se implementará un programa de otorgamiento de insumos y compra de productos a pequeños artesanos y emprendedores; y se abrirá una línea de crédito de 480 millones de pesos a través del programa Impulsa Yucatán.

[email protected]