Pocas cosas ofrecen tanta tranquilidad como la certeza de tener control sobre nuestros gastos y estar protegidos ante imprevistos. Desafortunadamente existen muchas circunstancias que pueden desestabilizar nuestra planeación ya sea por enfermedad, accidentes o cualquier otro tipo de imprevistos. Esto nos hace darnos cuenta que por bien que manejemos nuestras finanzas, la verdad es que algún imprevisto puede llegar a desestabilizarnos. Es por ello la previsión nos ofrece argumentos suficientes para contar con seguros que nos protejan y nos permitan mantener la estabilidad de nuestras finanzas diarias.

¿Cómo funciona un seguro? Un seguro es un instrumento mediante el cual se establece el pago de una indemnización en el supuesto de que ocurra algún evento. La contratación de éste se hace mediante el pago de una prima que cubre el costo del riesgo por la ocurrencia del evento pactado por la probabilidad de que éste ocurra. Algunos seguros establecen adicionalmente el pago de un deducible por evento para bajar el valor de la prima y de esta manera ser más atractivos de contratar.

¿Qué seguros debo contratar? Cada persona de acuerdo con sus necesidades personales debe definir las coberturas de seguros que requiere en su vida diaria. Los ejemplos de seguros más comunes son los que se contratan por gastos médicos mayores, vida, auto y casa habitación. La necesidad de contar con alguno de estos u otros seguros, así como el momento en que deben ser contratados puede ser asesorado por una institución de seguros.

¿Con quién contratar un seguro? Es importante buscar una institución de seguros que te ofrezca solidez, confianza, buen servicio y buen precio. En el caso de la contratación de un seguro, sí es importante privilegiar la solidez y la confianza, ya que no se recomienda escatimar con estos temas. La mayor parte de instituciones financieras en el país cuentan con filiales dedicadas al otorgamiento de seguros, aunque existen también instituciones especializadas en seguros que puede ofrecer el servicio.

Un consejo final

Revisa las coberturas de seguros con que cuentas antes de contratar una. Es muy común que en las contrataciones de créditos hipotecarios y de financiamiento automotriz se exija la contratación de un seguro. Y por otra parte, algunas empresas ofrecen a sus empleados coberturas superiores a las que exige la ley dentro de sus prestaciones. El mejor consejo es estar bien informado para tomar la mejor decisión.

*El autor es Associate Gestión de Portafolios Inmobiliarios Asset Management BBVA Bancomer.