Si planea o espera tener un bebé, debe contemplar los costos que implica la llegada de un nuevo integrante a la familia, en promedio asciende a 30,000 pesos si no hay complicaciones; no obstante, existe la opción de contratar un paquete y empezar a pagarlo desde el quinto mes del embarazo, para que una vez llegado el alumbramiento se evite un desembolso mayor.

En México se registraron 2.7 millones de nacimientos en el 2008, de acuerdo con datos del INEGI. Por tanto, existen muchos hospitales y/o clínicas que ofrecen asistencia médica a la futura mamá para su alumbramiento.

Al respecto Paola Medrano Merina, licenciada en Enfermería de la Universidad Panamericana (UP) comentó: La pareja tiene que valorar acorde con sus gustos, necesidades y economía cuál es la mejor opción, tanto el hospital, equipo médico, honorarios, como la atención, los medicamentos y gasto extras, entre otros .

Verificar antes de contratar

Por ello hay factores imprescindibles que los interesados deben contemplar antes de contratar algún paquete, ya sea en un hospital o clínica.

Será el médico que lleva el registro prenatal quien determinará los días que estará la madre en el hospital, lo que depende si es parto normal o cesárea.

La estadía en el caso de ser parto normal, sin ninguna complicación, es de dos días; en cesárea por lo general es de tres días.

Es importante que el hospital cumpla con ciertas características parar evitar un traslado de emergencias a otro lugar en el caso de complicaciones, lo cual incrementa el riesgo y dinero, aseguró la especialista Medrano.

Para ello se recomienda visitar las instalaciones, revisar el equipo y conocer a los médicos. La clínica u hospital deberá contar con salas de labor, quirúrgica, de expulsión, de recuperación, incubadoras, cuneros, unidad de cuidados intensivos, entre otros.

A su vez, el equipo médico deberá estar integrado por ginecólogo, anestesiólogo y pediatra.

Para tomar en cuenta

Evite sorpresas

Para no llevarse sorpresas por parte del hospital o clínica, Profeco recomienda con base en el artículo 47 de la Ley general de la Salud, que el hospital tenga a la vista información con el tipo de servicio que ofrece, así como señalar el responsable sanitario.

El nosocomio debe entregar un contrato al interesado, que debe estar registrado ante Profeco y especificar: nombre o razón social, domicilio, número telefónico, Registro Federal del Contribuyente.

El contrato también deberá especificar los datos del contratante como son: nombre, domicilio y número telefónico, objeto del contrato, precio en el caso de paquetes de atención médica, lugar en donde se prestará la atención médica u hospitalaria, requisitos que debe cubrir el consumidor para la atención médica, procedimiento de pago, procedimiento del alta del paciente, sólo por mencionar algunos.

La recomendación del experto

Antes de contratar hay que buscar paquetes acorde con los gustos y necesidades de los interesados, pero también con la finalidad de evitar sorpresas o reclamaciones se debe preguntar punto por punto qué cubre el paquete, visitar el hospital y ver las instalaciones.

Si el médico sugiere entre dos o tres hospitales, usted escoja el que mejor le convenga, tanto por lo económico como por cercanía, comodidad e instalaciones.

Se deben contemplar los gastos extra que no están incluidos en el paquete, tal es el caso de los honorarios médicos, vacunas, transfusiones, comidas, incluso las llamadas telefónicas.

Es importante preguntar en el caso de haber una complicación cuáles son los lineamientos y costos que se generarán, así se evitarán sorpresas.

Revisar si existe alguna penalización económica por cancelación.

[email protected]