En nuestra colaboración anterior, destacamos algunas estrategias sencillas para introducir a nuestros hijos pequeños en el mundo de las finanzas personales. Comentamos que la educación debe ser progresiva y comenzar desde que ellos nacen.

Pero ¿qué puntos importantes deben aprender a medida que crecen, y dominar antes de comenzar su propia vida?:

1- La deuda por sí misma es fatal. El negocio de los bancos y las compañías de crédito no es ayudar ni financiar a las personas. Su negocio es ganar dinero a costa de ellas. Por eso envían tarjetas de crédito no solicitadas o cheques que podemos hacer efectivos con cargo a nuestra tarjeta de crédito o incluso como un crédito adicional. Es importante comentar que el crédito no necesariamente es malo, y que tener una tarjeta puede ser muy conveniente, siempre que la sepamos utilizar.

2- La mejor forma de ahorrar es pagarnos a nosotros mismos. Si una persona espera a que le sobre un poco de dinero cada mes para destinar a sus ahorros, está perdida. Por eso, la forma más fácil de ahorrar es pagarnos primero a nosotros mismos y separar el monto que queremos ahorrar.

3- Los gastos pequeños se hacen grandes. Uno puede gastar 50 pesos en un café y una dona cada día, 40 pesos en cigarros, y tener cierta satisfacción.

Si por el contrario se invierten esos 90 pesos diarios en el mercado de capitales por 30 años, este ahorro puede hacernos millonarios. Es importante aclarar lo siguiente: no se trata de no gastar. Se trata de ser conscientes de esto para poder elegir y tomar decisiones responsables.

4- El dinero para nuestras metas a largo plazo debe invertirse en la Bolsa.

El mercado de capitales es muy volátil en el corto plazo, pero a largo plazo dará rendimientos muy superiores a cualquier otra alternativa de inversión financiera. Una forma muy sencilla de empezar es a través de un fondo de inversión común indizado, que replique el comportamiento del IPC de la Bolsa Mexicana de Valores.

5- Muéstreles el presupuesto familiar. ¿Cuánto dinero gana la familia? ¿Cuáles son sus deudas? ¿A qué rubro se destina el gasto? ¿Cómo se invierten los excedentes? Es importante que ellos noten cuánto dinero se destina en impuestos.

6- Impúlselos a elaborar su propio presupuesto personal. Que den seguimiento a sus ingresos (domingo o mesada, trabajos extras en el hogar, etcétera), y sus gastos. Que vean cuánto tienen que ahorrar y por cuánto tiempo para hacerse de sus deseos (juguetes, artículos, etcétera). Que practiquen el precepto de pagarse primero a ellos mismos, antes de gastar de forma desordenada sus recursos.

7- Aconséjeles la lectura sobre finanzas personales. Existen muchos libros que pueden darle mucha formación y su lectura puede ser muy valiosa para ellos. Un buen comienzo puede ser El hombre más rico de babilonia de Clanson.

8- La protección del patrimonio es muy importante. Muéstreles sus pólizas de seguros. Imagine con ellos escenarios de riesgo y qué podría pasar, por ejemplo, si usted no contara con un seguro de vida que pudiera garantizarles estabilidad , si usted llegara a faltar. Muéstreles su testamento, para que aprendan lo importante que es administrar bien su sucesión.

9- El dinero no compra la felicidad, pero sí ayuda. Uno tiene que encontrar su propio camino en la vida y su definición de felicidad. Uno tiene que encontrar amor. Pero es más fácil, si uno tiene seguridad económica. En un entorno de tranquilidad, uno puede destinar más tiempo y energía hacia su propia felicidad.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com