El caer no ha de quitar la gloria de haber subido.

Pedro Calderón de la Barca

Las noticias nunca se descuentan a 100 por ciento. Con la publicación de una nómina de empleo más fuerte a lo esperado el pasado viernes 6 de noviembre en Estados Unidos, la probabilidad de inicio de alza en la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed) el próximo 16 de diciembre pasó de 35% a 70 por ciento. Sin embrago, reconocidos especialistas y operadores de bonos del mercado internacional (por ejemplo: Bill Gross, ex de Pimco) han señalado que la probabilidad es de 100 por ciento. Aunque dicha posibilidad se viene comentando y anticipando desde principio de este año, la reacción negativa en general de los índices bursátiles estos días luego del fuerte dato de empleo confirma la máxima de que las noticias nunca se descuentan 100 por ciento . Si bien el alza en tasas y salida de estímulos de liquidez (QE) en Estados Unidos desde el año pasado obedece a una mejor condición económica, la historia demuestra que siempre que inicia un alza en las tasas de interés, los mercados accionarios disminuyen temporalmente en espera de síntomas de estabilidad y recuperación económica a pesar del avance en tasas iniciado (por ello tiene que ser un inicio gradual).

Vendo lo que puedo, no lo que quiero . En momentos de incertidumbre, precaución y/o falta de catalizadores, ciertos participantes disminuyen exposiciones atendiendo dos variables específicas: 1) plusvalías acumuladas (para tomar utilidades); y 2) niveles de bursatilidad que permitan salir con oportunidad. En lo que va de esta año, el IPC acumula un avance de apenas 2.58%; no obstante, en ese mismo periodo, varias emisoras acumulan ganancias superiores a 20 por ciento. Independientemente de los buenos fundamentales a futuro de muchas estas emisoras, la fuerte ganancia acumulada las hace sujetas a tomar utilidades. Desde hace meses, nuestra postura ha sido la de mantener mayor liquidez en espera de las oportunidades que genera una probable corrección (baja temporal) al momento de confirmar el inicio de alza en tasas de interés en Estados Unidos que seguramente será seguida por México.

El autor es director general adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+.