Quizá la más grande lección

de la historia es que nadie aprendió

las lecciones de la historia .

Aldous Huxley

La pregunta más recurrente durante el proceso de difusión sobre la realidad bursátil en México, que institucionalmente llevamos a cabo a través de seminarios, pláticas, simuladores, publicaciones etcétera, es la que busca saber de cuánto pudiera ser el rendimiento a futuro en esta alternativa.

Más allá del pronóstico puntual del año en curso que publicamos y actualizamos, y de la invitación permanente de concebir esta alternativa a plazos mayores (no menos de tres años), la pregunta prevalece de manera lógica.

La historia: naturaleza ganadora

Aunque hemos insistido en la condición volátil e incierta de la Bolsa (por ello se define renta variable ), también hemos comentado sobre su naturaleza ganadora.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cambia cada año (entran y salen emisoras). Existe una especie de competencia permanente entre las más de 130 emisoras en el mercado accionario mexicano por generar mejores expectativas que sean traducidas en demanda accionaria.

Las que logran dicho atractivo son las que forman e incrementan su peso en el IPC y por su tendencia mayoritariamente a la alza en el tiempo.

Rendimientos anuales promedios

Esta nota recuerda los rendimientos promedios anuales obtenidos por el índice bursátil mexicano en distintos plazos desde 1985.

En los últimos cinco, 10, 15 y 20 años por ejemplo, los rendimientos anuales promedio fueron de 23.5, 19.6, 23.0, y 29.2%, respectivamente.

Estimación de largo plazo

Como complemento de la información histórica, a continuación una tabla de pronósticos del IPC a mayor plazo (ocho años), que de manera conservadora asume:

1) Crecimientos nominales en EBITDA de 11.0 vs 20.0% previo a la crisis del 2008.

2) Múltiplos FV/EBITDA no mayor al máximo histórico de 10.0x hasta el 2017.

3) Estabilidad en estructuras financieras. Los avances anuales promedian cerca de 15.0 por ciento.

Recuerde: ¡no es todo o nada!, ¡pruebe un poco a mayor plazo!, ¡no es una apuesta!, es inversión patrimonial.

Datos duros

Aunque no es garantía, el registro promedio anual del rendimiento del IPC es testimonio de su atractivo y también desconocimiento generalizado.

A pesar de haber transcurrido por momentos muy difíciles (locales e internacionales), traducidos en años de pérdida, la alternativa bursátil ha sido y seguirá siendo la más atractiva para la construcción de un patrimonio a mayor plazo.

La tabla anexa indica los rendimientos de cada año desde 1985 y calcula el rendimiento promedio en distintos cortes de tiempo . La última columna muestra dicho promedio. Ejemplo: en los últimos 15, 10 y cinco años, el rendimiento anual promedio fue de 23.02, 19.59 y 23.47%, respectivamente.

La tabla identifica también algunos años anteriores a 1992 en los que el IPC registró ganancias anuales por más de 100 por ciento. Los promedios señalados en esta nota de 15, 10 y cinco años recientes en promedio, precisamente se mencionaron para evitar que esos fuertes números contaminaran los promedios indicados.

*El autor es Director General Adjunto de Análisis y Estrategia de Ixe Grupo Financiero.

cponce@ixe.com.mx