Una de las comisiones bancarias más cuestionadas por los ciudadanos es la que pagan al retirar efectivo de un cajero automático que pertenece a un banco del que no se es cliente. En ocasiones por una emergencia, en otras por prisa o porque el ATM de su institución no funciona o se le acabó el dinero. El caso es que, para el usuario, es un cobro que parece elevado.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), esta comisión puede ir de 10 a 40 pesos, dependiendo de la institución que se trate, así como de la ubicación, si está dentro o fuera de las sucursales, el riesgo y el giro comercial donde se encuentre instalado, entre otras consideraciones.

La Asociación de Bancos de México (ABM) ha defendido el cobro de esta comisión, argumentando que se requiere cubrir costos para poder ofrecer éste y otro tipo de infraestructura bancaria.

“Las comisiones son pagos por la prestación de servicios, los cuales implican costos necesarios para proveerlos”, ha referido el gremio bancario.

De hecho, ha ejemplificado que impedir el cobro por el uso de un cajero automático ajeno al del que se es cliente o a los convenios existentes entre algunas instituciones tendría efectos graves sobre el mantenimiento y la expansión de la infraestructura, y resulta contrario a los esfuerzos de inclusión financiera.

Cifras del Banxico (proporcionadas por las propias instituciones financieras) refieren que la entidad que cobra la menor comisión por el uso del cajero automático con tarjeta de otros bancos es el de propiedad pública Bansefi, en cuyos ATM se pagan 10 pesos por operación.

A éste le siguen Compartamos Banco, que cobra una comisión de 12 pesos; ABC Capital de 12.60 pesos por transacción; Bancoppel 12.93; Mifel 14.50; Inbursa 15 pesos, y otro público Banjercito 16 pesos por operación de este tipo.

Aunque Bansí es el banco que registra la comisión más baja por este concepto, con 8.62 pesos por transacción, también puede cobrar una máxima de 35 pesos, dependiendo de diferentes factores y la ubicación del cajero.

El banco que registra la comisión más alta por este concepto es Multiva, ya que puede cobrar una máxima de 40 pesos por transacción, según el Banxico, pero también una mínima de 21 pesos.

Otros bancos que registran comisiones no tan bajas por este concepto son Santander con una mínima de 27 y una máxima de 30 pesos; Scotiabank con una mínima de 25 y máxima de 30; Afirme una mínima de 22.50 y una máxima de 30, y Famsa una mínima de 22 y una máxima de 30 pesos por operación.

Otros de los grandes bancos como Citibanamex cobran 26.50 pesos por transacción; BBVA Bancomer una mínima de 22 y una máxima de 29.50, mientras que HSBC una mínima de 19.50 y una máxima de 28.75; Banregio una mínima de 15 y una máxima de 25 pesos, y Banco Azteca una mínima de 17.24 y una máxima de 25.86.

Hay convenios

Pero hay algunas instituciones bancarias que han firmado convenios entre sí para compartir cajeros y no cobrar por la disposición de efectivo a sus no clientes.

Algunos bancos que han signado este tipo de alianzas son Scotiabank, Inbursa, Afirme, BanRegio y BanBajío.

Costo por consultar saldo

Respecto al costo por usar el cajero para consultar el saldo, la entidad que cobra la menor comisión es Bansefi con 5 pesos; seguido por Mifel, Inbursa, Banjercito y Banco Famsa, todos con 6 pesos.

A éstos le sigue BanCoppel con 6.90 pesos, BanBajío con 7 pesos y Afirme con 8 pesos.

Banamex, Scotiabank, Banco Multiva, Banco Autofin y ABC Capital cobran 10 pesos por la consulta.

La institución que registra la comisión más alta por este concepto es BBVA Bancomer con 11 pesos.

El banco que registra la comisión más alta es Santander con un máximo de 12 pesos y un mínimo de 6 pesos, por transacción.

Otros bancos que registran comisiones no tan bajas por este concepto son Banorte con un máximo de 10 y un mínimo de 9 pesos; HSBC con una máxima de 10 y una mínima de 8; Bansí con una máxima de 9 y una mínima de 6; Banco Azteca con una máxima de y una mínima de 7.76, y Banregio con una máxima de 7 y una mínima de 5 pesos.

CIBanco es la entidad que menos cobra, al tener una máxima de 6.50 y una mínima de 3.25 pesos.

Cobro depende de ubicación

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros señaló que la comisión que cada institución bancaria cobra varía dependiendo de la ubicación y el giro comercial en donde se encuentran instalados los cajeros automáticos; por ejemplo, los instalados en supermercados, centros comerciales, aeropuertos, terminales de autobuses, tiendas de conveniencia, farmacias y gasolineras son en donde generalmente se cobran una comisión mayor que los instalados en sucursales bancarias o en hospitales.