Reponer una tarjeta de crédito por robo o extravío tiene un costo entre 140 y 163 pesos, sin Impuesto al Valor Agregado (IVA), informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El organismo afirmó que reportar inmediatamente el extravío de la tarjeta de crédito a la institución financiera emisora del plástico es la clave para que todo quede en un susto y no se pierda tiempo.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), al hacer el reporte deberán ofrecerle un número de referencia al tarjetahabiente, quien deberá conservar la constancia de la fecha y hora en que se efectuó el reporte.

De esta forma, el titular, sus obligados solidarios y subsidiarios no serán responsables de los cargos que se efectúen en la tarjeta a partir de dicho aviso, señaló la Condusef a través de su publicación “Consejos para tu bolsillo”.

Precisó que si se realizan cargos dentro de las 48 horas previas al reporte y el tarjetahabiente no los reconoce, la institución financiera deberá abonar el monto relativo a dichas transacciones, a más tardar, el cuarto día hábil bancario siguiente a la reclamación.

Para ello, debe formular una solicitud de aclaración con una identificación oficial, dentro de un plazo de 90 días naturales, contados a partir de la fecha en que se realizó el cargo.

En caso de que el banco demuestre que el titular o algunos de los tarjetahabientes adicionales autorizaron el cargo, la emisora podrá revertir el abono realizando un nuevo cargo a la cuenta.

La Condusef apuntó que en su Buró de Entidades Financieras se encuentra el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros, en el cual se puede verificar el costo de la comisión de algunas tarjetas para su reposición.

Así, el costo por robo o extravío de tarjeta de crédito en BBVA Bancomer (Tarjeta Azul Bancomer) es de 163 pesos, en Scotiabank (Tradicional Clásica) de 159 pesos, en Banorte (Banorte Clásica) y HSBC (HSBC Clásica) 150 pesos, en cada caso, y en Santander (Clásica) 140 pesos.