Más de la mitad de consumidores mexicanos ha optado por pagos sin contacto, debido a que permiten realizar compras casi 10 veces más rápido que la forma tradicional, ya que sólo basta sostener una tarjeta o teléfono inteligente sobre un lector para proceder con la transacción.

Debido a la facilidad y rapidez de este tipo de tecnología sin contacto, se está popularizando rápidamente en América Latina y el Caribe, ya que los consumidores la adoptan como una forma fácil y rápida de pagar, de acuerdo con una encuesta de Mastercard.

La empresa de tecnología de pagos señaló que en estas zonas hay mucho espacio para el crecimiento, ya que los consumidores todavía dependen del dinero en efectivo para los pagos, aunque es un método engorroso y potencialmente inseguro.

Sin embargo, la transformación hacia los pagos sin contacto está en marcha, ya que el conocimiento de los beneficios aumenta en la región, expuso.

De acuerdo con el estudio, en promedio 50% de los consumidores en América Latina y el Caribe está familiarizado con este método de pago, pero sobre todo en Brasil, Chile y Costa Rica, con siete de cada 10 encuestados.

En más de 80 ciudades en todo el mundo, los consumidores ya pueden usar dispositivos sin contacto (tarjetas, teléfonos móviles o accesorios inteligentes) como su boleto para pagar en los sistemas de transporte público.

El uso continuo ha ayudado a los tarjetahabientes a comprender los beneficios de la tecnología sin contacto, y esto se debe a su velocidad y facilidad de uso, según la encuesta.

Sin embargo, es un hecho que, para acelerar la adopción de este tipo de pagos, el consumidor debe entender los beneficios y la seguridad detrás de los mismos, puntualizó.