Ya sea para vacacionar o por una emergencia, puede que en algún momento u otro se vea en la necesidad de rentar un automóvil y, antes de hacerlo, hay algunas recomendaciones que debería tener en cuenta.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), lo primero que debe considerar antes de rentar un vehículo es que debe ser mayor de edad y presentar una identificación oficial, tener licencia para conducir y contar con una tarjeta de crédito.

“Tome en cuenta que, al no ser su auto, la arrendadora le exigirá un seguro, el cual puede estar incluido en su tarjeta o en la renta y puede ser con o sin deducible. En su caso, pregunte cuál es su costo”, refiere la dependencia en su publicación Proteja su Dinero.

El seguro le permitirá estar protegido desde el momento en el que se le entregue el vehículo en renta ante cualquier accidente o daño a la unidad, tales como colisiones, robo, responsabilidad civil por daños a terceros, gastos médicos para ocupantes, atención médica, hospitalaria y medicamentos, así como gastos funerarios y daños materiales al vehículo provocados por causas naturales y reparaciones.

“También le pueden llegar a ofrecer otros seguros de cobertura adicional, destinados a cubrir riesgos de forma independiente, como robo o daño a equipo especial o asistencia legal, pero con un costo extra”, advierte la Condusef.

Tome en cuenta que al alquilar un auto existe el depósito de garantía, que debe efectuar con alguna tarjeta de crédito y se rembolsa cuando lo entregue sin daños. Los montos pueden variar dependiendo del modelo y la cobertura de seguro que haya elegido.

En el mismo estado

De manera adicional, la Condusef recomienda verificar que la agencia de arrendamiento esté formalmente establecida y cuente con un contrato de adhesión, el cual le debe ser entregado debidamente requisitado y firmado por el proveedor.

Además, sugiere que revise el kilometraje del automóvil y que lo compare con el registrado al momento de devolverlo, para que no le hagan cobros indebidos.

Recuerde revisar el equipamiento general del vehículo (aire acondicionado, estéreo, vestiduras de asientos, etcétera), así como el nivel de gasolina, el depósito de aceite y otros líquidos necesarios para su correcto funcionamiento. Por último, se recomienda cerciorarse de que pueda entregar el automóvil en otra sucursal de la misma arrendadora, esto con el objetivo de que en un determinado punto del viaje no tenga que hacer doble recorrido para devolverlo.