En ocasiones, para evitar exceder el presupuesto para la cena de Navidad, es importante dejar de echarle agua a los frijoles , fijar un presupuesto y hacer una planeación previa.

De acuerdo con información del portal de Internet Finanzas Prácticas, para optimizar el gasto que se tiene previsto para la cena de Navidad, existen diferentes opciones que incluyen creatividad, planeación y elaboración de un presupuesto.

Especialistas afirman que es importante definir el menú, considerar en su elaboración ingredientes de temporada y tomar en cuenta los costos de los insumos a utilizar.

De esta forma será posible tener un mayor control en los gastos y la posibilidad de poder hacer cambios en el caso de que algún componente esté fuera del presupuesto que se tiene destinado.

CREATIVIDAD

No todo son romeritos, bacalao y ensalada de manzana, una buena idea es agregar un toque de creatividad y mezclar los elementos de una cena tradicional con alimentos no acostumbrados para esas fechas pero que sean del gusto de los comensales, de esta manera se pueden elegir ingredientes de menor precio y dar un giro innovador a la cena navideña.

Con el aguinaldo recién cobrados y los bolsillos llenos, es poco común pedir contribuciones para la elaboración de la cena que caracteriza a la temporada; sin embargo, es fundamental tener en cuenta que el aguinaldo es un ahorro y el resultado de un año de trabajo.

Por lo anterior, es mejor comerse la pena y solicitar a los invitados una aportación que no necesariamente tiene que ser económica, puede ser un platillo, de esta manera todos cooperan y el menú es más variado.

LOGRE AHORROS

Si se quiere lograr un ahorro, se deben evitar las compras de última hora y evitar adquirir las materias primas en el primer lugar en el que se encuentren, es recomendable recorrer diferentes establecimientos para adquirir los insumos en el lugar que ofrezca mejores precios u ofertas.

En este sentido, los expertos de Finanzas Prácticas añaden que, en ocasiones, los mercados locales ofrecen frutas y verduras a precios más competitivos y con mayor frescura.

Lo primordial en esta temporada-dicen- es compartir con los seres queridos, por lo que es importarte planear, presupuestar y ahorrar para que la cuesta de enero no afecte al inicio del 2013.