Si los pagos de su hipoteca parecen eternos, en México usted puede reducir hasta cinco años su deuda con la reestructuración del crédito, según Freddy Domínguez, cofundador y director general de ComparaGuru.com.

La reestructuración de una hipoteca, añadió, es el cambio del esquema de pago del préstamo, ya sea para disminuir el plazo de la deuda o para reducir la cantidad que las personas pagan mensualmente. Se puede hacer dentro del mismo banco o en otra institución financiera.

Años atrás, los planes de hipoteca cobraban una tasa de interés de entre 15 y 22%; hoy, en el mercado hay planes con tasas de 8 por ciento. Cambiar de plan no es tarea difícil para aquéllos que cumplan con los requisitos , explica Domínguez.

Entre quienes pueden acceder a una reestructuración de su hipoteca, se encuentran aquellos que tengan un buen historial crediticio con un score igual o mayor a 550 y los pagos de su crédito hipotecario al corriente, con máximo dos atrasos en pago. El score crediticio es de 300 a 850 puntos (siendo 850 un historial impecable).

Asimismo, quienes tienen una deuda hipotecaria con una entidad bancaria mayor a 850,000 pesos; con una entidad gubernamental, mayor a 700,000 pesos, y con más de un año pagando la hipoteca, pueden aspirar a la reestructuración.