Si al empezar el año te hiciste el firme propósito de no gastar tanto para poder hacer ese viaje que habías puesto en la lista del 2011 pero que no cumpliste, cambiar tu automóvil, o incluso te pusiste una meta de más largo plazo, como juntar para el enganche de un departamento.

Si para poder llegar a cumplir tus sueños estás pensando que no sólo reducir tus gastos es necesario, sino que ya es hora de pensar en ahorrar o invertir, una opción para llevar a cabo tus planes son los fondos de inversión.

Los fondos de inversión se establecen como una sociedad por medio de la cual un grupo de personas reúnen su dinero para invertir en un conjunto de instrumentos o valores, los cuales conforman una cartera o portafolio.

A través de los fondos de inversión, una persona o empresa accede a una variedad de instrumento de los mercados de deuda y renta variable.

¿Qué considerar para elegir?

Para llevar a cabo una selección, es recomendable tener claro nuestro perfil y los objetivos, con esto en mente habrá que considerar los siguientes puntos:

Establecer el monto inicial del cual disponemos, que será con el cual iniciemos nuestra inversión, así como un presupuesto. Esto es relevante ya que a mayor presupuesto, mayor diversificación.

Definir nuestra estrategia de inversión tomando en cuenta, entre otras cosas, el plazo al que queremos invertir nuestros recursos (corto, mediano o largo).

También deberemos preguntarnos en qué mercados queremos participar.

Conocer cuáles son nuestras necesidades de liquidez.

Este punto es importante, ya que el plazo que definamos para nuestra inversión y la selección del fondo que hagamos pueden limitar la liquidez de la cual dispongamos.

Habrá que establecer cuál es el riesgo que estamos dispuestos a asumir en función de la clasificación del fondo. Es una situación fundamental.

Es conveniente revisar el rendimiento histórico del fondo, aunque de ninguna manera esto asegura rendimientos futuros, nos dará una idea del comportamiento del mismo.

Adicionalmente a lo mencionado, deberemos intentar no cometer los errores más comunes, como tomar una decisión solamente en función del rendimiento que ofrece un fondo, sin considerar el plazo o riesgo en el que incurrimos, lo cual casi seguro nos llevará a comprar un fondo que no cuenta con las características que deseamos; o no buscar asesoría por parte de un profesional.

Otro error común que podemos cometer es invertir en un fondo del cual no tenemos información completa que nos permita tener claridad sobre sus características y comportamiento.

¿Cuáles son las ventajas de un fondo de inversión?

La más evidente es que a través de los fondos de inversión se pueden adquirir instrumentos o valores que de otra manera estarían fuera de nuestro alcance o no ser accesibles para nosotros, lo cual a su vez nos permite tener inversiones diversificadas a través de uno o más fondos.

Esto nos dará la posibilidad de hacer crecer nuestro patrimonio económico y obtener una mayor utilidad por nuestro dinero.

Para finalizar, habría que agregar que al adquirir un fondo de inversión tenemos trabajando para nosotros a un grupo de especialistas que nos informarán sobre las opciones de inversión que mejor se ajusten a nuestro perfil y objetivos.

*Subdirector de productos BBVA Bancomer Asset Management.