Parece moda, actualmente hombres y mujeres usan abultadas carteras donde cargan además del dinero en efectivo, fotografías de la familia, el voucher del banco, la identificación, licencia de manejo y tarjetas de crédito y débito.

Si usted cree que cargar en la cartera todas las tarjetas y mucho efectivo es conveniente para prevenir cualquier imprevisto, tenga cuidado, ya que puede extraviarla o ser víctima de un delito.

Cuando esto sucede, lo primero es sentir ansiedad para saber qué ocurrió con ella, se revisa la bolsa, el saco o chamarra y cuando no se encuentra se piensa lo peor, lo de menos es el dinero en efectivo, preocupan las tarjetas bancarias, las identificaciones , comentó Eduardo López, profesor de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana.

Agregó que extraviar o ser víctima de robo de estos documentos hace vulnerable a la persona, ya que no se sabe quién tiene dichos documentos y para qué los puede usar, quien encuentre la cartera tiene dirección de la vivienda y del trabajo; sabe si tiene carro o no y puede saber cuánto dinero tiene si hay vouchers del banco o los estados de cuenta de las tarjetas , explicó.

Mejor prevenir

Por ello, la mejor recomendación de los expertos es no cargar con más documentos de los necesarios en la cartera, de esta forma es menos llamativa y en caso de extravío o robo, la angustia será menor.

En el Manual de Seguridad, elaborado por el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI) y la organización México Unido contra la Delincuencia, se explica que como medida preventiva hay que evitar portar identificaciones con dirección, además de hacer un inventario y fotocopiar las credenciales y tarjetas que se usan regularmente, de esta forma, en caso de pérdida o robo, pueden ser rápidamente canceladas y fácilmente remplazadas .

En cuanto al uso del efectivo, recomiendan sólo portar el estrictamente necesario; en el caso de los hombres, es recomendable guardar la cartera en los bolsillos delanteros del pantalón y las mujeres sujetar firmemente el bolso.

Uso cotidiano

Para evitar sustos mayores, sólo es cuestión de planeación, de hacer un presupuesto, si no se tiene planeada una compra, no hay que llevar tarjetas de crédito, sólo llevar el dinero que se usa durante la jornada. Con esta práctica, se evitan gastos innecesarios y compras de impulso al no tener dinero para pagar esos caprichos , explicó Eduardo López.

[email protected]

Finanzas Personales