A principios de noviembre, Santander anunció una reducción en su tasa hipotecaria a 7.99%, esto para alinearse con la tasa de referencia del Banco de México. Días después, Banorte hizo lo mismo y dio a conocer un producto hipotecario con una tasa fija de 8%, con un plazo de 20 años.

Ante una reducción de tasas por parte de los bancos para ofrecer la hipoteca más atractiva y captar un mayor número de clientes, es importante saber si este indicador es suficiente para que los futuros compradores adquieran un crédito para una vivienda.

Arturo Rosales, director de Finanzas de la plataforma inmobiliaria Homie.mx, explicó que si bien la reducción en las tasas de interés suena atractiva, hay otros factores que se deben revisar antes de tomar la decisión de firmar un crédito de este tipo.

Advirtió que, en ocasiones, no sólo se trata de la reducción de la tasa en este tipo de producto, también se debe leer y tener en cuenta las letras chiquitas que no se ven en la mayoría de estos anuncios.

“Se tienen que revisar las letras chiquitas de este tipo de tasas porque no aplican a toda la gente. No es algo que sea para todos, sí es atractivo de primera vista, pero siempre hay que leer las letras chiquitas que vienen en los términos y condiciones”, aseguró.

Señaló que para ofrecer esta tasa, se debe preguntar si está condicionada a ciertos requisitos como tener un buen historial crediticio, que el comprador aporte cierta cantidad de enganche o tener un buen comportamiento crediticio en el Buró de Crédito.

Agregó que, aparte de la reducción en tasas, el comprador debe revisar el costo de productos como seguros para desempleo, de vida, así como varios beneficios y obligaciones que sólo se pueden encontrar en términos y condiciones al firmar un crédito hipotecario.

“El cliente tiene que revisar muy bien lo que le ofrecen, ya que es una relación de 15 años mínimo, debe de tener en cuenta este tipo de factores y estar pendiente en la guerra de bancos”, dijo.

Rosales comentó que esta oferta de la reducción de tasas podría aplicar para la portabilidad hipotecaria, ya que los bancos también buscan robar la cartera de sus competidores al ofrecerles tasas más atractivas.

Afirmó que esta estrategia de los bancos, de bajar las tasas de sus hipotecas, busca captar más clientes y retenerlos por periodos largos.

El directivo de Homie señaló que la baja en tasas beneficia a los usuarios porque la competencia de mercados siempre va a ajustar los precios, por lo que los competidores tendrán que dar un mejor precio o dar más beneficios al adquirir una hipoteca con ellos.

Cómo contratar un crédito hipotecario.

Indicó que actualmente BBVA es quien lidera los créditos hipotecarios, además de que de entrada se tendría que observar cuáles son los principales bancos que conforman el mercado hipotecario.

Explicó que esto también ayuda a aquellos compradores que no solamente buscan un espacio para vivir, sino que compran una vivienda para posteriormente rentar. Hasta octubre de este año, las tasas de interés hipotecarias cerraron en promedio en 10.52%, de acuerdo con datos del Banxico.

Menor tasa, mayor inclusión

Leonardo González, analista de Real Estate del portal inmobiliario, Propiedades.com, explicó que los créditos hipotecarios se deben elegir en función de su tasa mínima de interés, para contratar un crédito barato y que sea benéfico para los futuros dueños de una propiedad.

“Las hipotecas aún son baratas y continúan siendo la mejor opción de compra de una nueva casa. Ésta es una tasa de interés de largo plazo”, explicó.

Consideró que una reducción en las tasas podría lograr una mayor inclusión financiera, que ante una demanda elástica, una menor tasa logre un mayor volumen de acciones hipotecarias.

[email protected]