Tomar decisiones financieras no es sencillo, principalmente cuando no se tiene toda la información.

Por ello, elegir el mejor lugar para invertir, dónde ahorrar, cómo usar una tarjeta de crédito y cómo solicitar el crédito para comprar una casa o un automóvil se vuelve una tarea complicada y peor aún, pues si no se elige bien, se puede tener un quebranto financiero.

Y es que resulta difícil acercarse a todas las instituciones financieras y comparar los diferentes productos y servicios financieros que hay en el mercado, por lo general, se elige aquel que el banco ofrece primero, sin preguntar si hay otras opciones más adecuadas.

Generalmente terminamos eligiendo los productos o servicios recomendados por la misma institución financiera que visitamos, la cual no es necesariamente la opción que satisface nuestras necesidades , explican los expertos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Apoyos en línea

Sin embargo, el camino no es tan complicado, ya que existen en Internet herramientas que facilitan la comparación entre productos o servicios, además de proporcionar información sobre su uso.

Por ejemplo, en el portal de la Condusef (condusef.gob.mx) se pueden encontrar simuladores y calculadoras de diversos productos y servicios financieros que tienen como objetivo comparar ofertas de crédito, ahorro e inversión.

Su objetivo es comparar de manera imparcial, sobre bases similares para que los usuarios puedan tomar decisiones mejor informados , explican los especialistas.

En la página de la Condusef, se encuentran simuladores para calcular créditos hipotecarios, automotrices, tarjeta de crédito y pagos mínimos, además de información sobre el ahorro y los fondos de inversión de deuda.

[email protected]