Uno de los beneficios estipulados en la regulación de las siefores es el que aplica a los trabajadores a los que les corresponde traspasarse a otra Siefore Básica (SB), de acuerdo con su edad, quienes pueden elegir que el saldo acumulado permanezca en la siefore previa. De esta forma, en su nueva siefore, se acumulan solamente los flujos de cuotas y aportaciones que se generan a partir del traspaso.

Este privilegio es poco conocido y difundido. Sin embargo, es muy relevante para los afiliados, debido a que, por el régimen de inversión, las siefores básicas para trabajadores con edad menor pueden otorgar rendimientos mayores que los que pueden generar las que corresponden a edades más avanzadas. Ello contribuiría, a su vez, a elevar la tasa esperada de remplazo.

Para ilustrarlo, se consideran los datos al cierre de octubre del 2015 de las SB de Afore Sura: la SB3 exhibe un indicador de rendimiento neto (IRN) de 9.83% y la SB4, de 11.03 por ciento. Un trabajador afiliado a esta afore, que esté por superar el límite de 37 años estipulado para continuar en la SB4, verá que sus recursos se traspasarán a la SB3 a menos que decida que su saldo acumulado permanezca en la actual. La opción le brindaría la posibilidad de obtener rendimientos más elevados para dicho saldo, en vista del IRN de 11.03% mencionado como referencia. En cambio, si no eligiera que la cantidad acumulada permanezca en la SB4, el IRN que obtendría tanto para lo ahorrado como para los flujos futuros sería el que generara la SB3 que, según la referencia, fue de 9.83 por ciento.

La razón por la cual una siefore destinada a trabajadores de menor edad puede otorgar un rendimiento mayor que el de las otras SB de la familia de cada afore es que tiene límites máximos más amplios de inversión de instrumentos que conllevan un riesgo alto, como son la renta variable, CKD o fibras. Como ejemplo, la SB4, que es para ahorradores de 36 años y menores, puede aplicar hasta 40% en renta variable, mientras que la SB1, para personas de 60 años y mayores, únicamente puede invertir 5 por ciento.

La reducción gradual en los parámetros del régimen se refleja en rendimientos potenciales menores, conforme la edad del trabajador aumenta, como se puede apreciar en la tabla adjunta.

Fitch Ratings considera de suma relevancia que esta opción se dé a conocer a los trabajadores. La calificadora plantea incluso que se conceda la prerrogativa de que la afore informe, al momento del traspaso por edad, de la alternativa de que los recursos acumulados no se transfieran de siefore. La toma de decisión debería implicar la explicación, por parte de la afore, de cuáles serían los beneficios y riesgos debido a que, si bien dicha SB puede exhibir un rendimiento mayor, también representa un riesgo más alto que la SB a la cual deben ser traspasados, por lo que es muy importante que los trabajadores analicen toda la información pertinente.