Del total de cuentas individuales en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), 34.5% corresponde a trabajadores asignados, es decir, aquellos que no eligieron una afore y sus ahorros se depositaron en una administradora o están en Banco de México (Banxico).

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre del 2011 el sistema reportó 46 millones 526,152 cuentas individuales, de las cuales 30 millones 454,000 fueron de trabajadores que se inscribieron en alguna administradora de fondos para el retiro (afore).

En tanto, 16 millones 72,106 de cuentas correspondieron a trabajadores asignados o que no se registraron en una afore y la Consar los asignó a una, de acuerdo con las reglas vigentes.

De esa cantidad, 12 millones 58,000 son cuentas con recursos depositados en las siefores y 4 millones 13,885 están en Banxico. Debido a que se trata de un sistema obligatorio, las aportaciones se depositan en una cuenta individual.

OTROS CASOS

En el caso de trabajadores que no eligieron una administradora son asignados una vez al año a una de las afores que tenga mejor desempeño, expuso el organismo.

Los criterios para asignación han cambiado a través del tiempo, en un principio se asignaban las cuentas a la afore de menor comisión y desde el 2008 a las que se encuentren en el tercil que registre el mayor Indicador de Rendimiento Neto (IRN) .

Además, derivado de las reformas a la Ley del SAR del 2009, se estableció que las cuentas asignadas que no fueran registradas por las administradoras que las recibieron serían reasignadas cada dos años. Las afores que recibieron esas cuentas deberían contactar al trabajador para completar su registro.

Para que los trabajadores no registrados tengan altos rendimientos y estén en una afore con buen desempeño, se estableció que para que las administradoras puedan retener las cuentas asignadas que no hayan registrado se deberán ajustar a los criterios de las nuevas reglas de traspasos antes de un año.

Lo anterior implica que el IRN de la afore debe mostrar un comportamiento igual o superior a la mediana en 70% o más del tiempo de comparación (24 meses) y que en ese mismo periodo el IRN de la afore no esté por debajo del cuartil inferior durante 20% del tiempo o más.

Para que las administradoras puedan recibir cuentas en la reasignación, debe localizarse en el primer tercil de la tabla de IRN.

Dado que los cambios a las reglas de traspasos son recientes, en las próximas semanas se llevará a cabo el proceso de ajuste de las cuentas asignadas y reasignadas.