El uso de los dispositivos móviles se ha vuelto indispensable para el día a día. No importa si lleva un estilo de vida agitado o tranquilo, estas herramientas se convirtieron en aliados para desarrollar diferentes tareas. Desafortunadamente, los riesgos están presentes en todo momento y ya sea por descuido, robo o accidentes, pueden dañarlos.

Los smartphones, laptops, tabletas o cámaras fotográficas o de video son instrumentos que pueden facilitar las actividades laborales, escolares o simplemente de ocio. Actualmente, más que tratarse de un lujo es una necesidad, por ello es recomendable contar con una protección que pueda blindar sus dispositivos ante cualquier inconveniente.

De acuerdo con Bernardo Prum, director comercial de Coru, algunas tarjetas de crédito ya cuentan con este blindaje, por lo que es importante que lo consulte con su banco.

“Es recomendable contratar un seguro adicional para sus aparatos electrónicos, sobre todo los que sean costosos, o bien si sus hábitos de uso implican demasiados viajes y movilidad física, lo que aumenta la posibilidad de que sufra algún robo o daño en sus pertenencias. También pregunte si este tipo de seguros son beneficios extra de su tarjeta de crédito”, dijo.

Funcionamiento de poliza

En general, estas pólizas funcionan como cualquier otro tipo de seguro, donde paga un costo mensual o prima por proteger un bien por una suma determinada. En algunos casos, puede cubrir varios dispositivos.

“Estos seguros suelen amparar daños a nivel nacional y pueden respaldarlo por uno o dos eventos al año, dependiendo de cada compañía de seguros.

“Si se trata de un robo con violencia, para hacerlo válido será necesario presentar el acta de hechos antes en el Ministerio Público correspondiente”, añadió el directivo de Coru.

A decir de Prum, la indemnización que protegen los seguros para electrónicos y celulares está en función del valor que tenga el aparato en el mercado, tomando en cuenta la depreciación que ha sufrido.

“El tope en general es de 70 por ciento. Y ese reembolso puede ser monetario, o bien podrían hacer una reposición del artículo”, agregó.

Abanico de opciones

En México existen varias opciones que puede consultar en caso de querer contratar una póliza para proteger algún dispositivo electrónico.

En el caso de Banorte, existe el Seguro de Robo de Bienes Personales, que aplica para la protección ante el robo de bienes personales como celulares, tabletas, bolsa o cartera, incluyendo robo de identidad y mal uso por llamadas de celular. Para su contratación existe la ventaja de que no necesita forzosamente ser tarjetahabiente del banco para contratarlo.

Las coberturas van de 1,000 a 20,000 pesos

En el caso de HSBC, esta entidad cuenta con un Seguro de Electrónicos, que abarca bienes como teléfonos celulares, laptops, cámaras fotográficas, sistemas de localización GPS, tabletas y reproductores MP3, entre otros electrónicos.

De acuerdo con Bernardo Prum, los clientes que tengan contratado algún servicio con dicho banco pueden solicitar la póliza mediante la banca por Internet. Esta protección tiene una suma asegurada de hasta 15,000 pesos.

Una de las tiendas departamentales que ofrece este tipo de servicios es Liverpool, a través de Protección Celular. Como su nombre lo indica, esta póliza lo ampara solamente con sus smartphones y lo protege con los celulares adquiridos en dicha tienda en caso de robo total con violencia o descarga eléctrica, además de brindarle asistencia jurídica.

Otra alternativa que puede considerar es el Seguro Celular Inbursa. Éste le ampara el valor comercial del equipo móvil en caso de robo con violencia o asalto.

“El seguro aplica siempre y cuando el equipo se encuentre o sea transportado dentro de los límites territoriales de la República Mexicana. Se repondrá la misma marca y modelo especificado, menos el deducible y la depreciación por uso”, afirmó el directivo de Coru.

El Seguro de Objetos Personales de BBVA Bancomer también podrá auxiliarlo en el caso de robo con violencia de su teléfono o fraude de teléfono celular, por una suma asegurada que va desde 500 hasta 5,000 pesos.

Exclusiones

Acerca de las exclusiones establecidas, es muy importante que revise detalladamente su contrato para saber qué es lo que le ofrecen y qué no.

Las excepciones más comunes en este tipo de seguros van desde la pérdida del equipo, robo sin violencia, daños parciales o derivados del equipo, hasta daños derivados del propio funcionamiento del aparato o daños a consecuencia del funcionamiento prolongado.

“Para ser asegurados, los bienes electrónicos deben tener una antigüedad usualmente menor a tres o cinco años”, finalizó Bernardo Prum.

[email protected]